OpenA
salud

¿Cómo aligerarle la carga a mamá?

¿Cómo aligerarle la carga a mamá?
Foto: Especial

La maternidad desde tiempos inmemoriales ha salido adelante por contar con una tribu que apoye, formemos parte de este grupo de apoyo, de esta red de rescate.

Por mucho tiempo hemos asumido que las madres son perfectas y que en su infinita bondad todo lo pueden hacer sin un sólo rasguño, quizá una o dos lágrimas y nada más. Nada más lejos de la verdad, la maternidad en estos tiempos se ha vuelto una labor titánica. La cual es observada, señalada y criticada por muchos sectores.

Estimados lectores, hagamos este reconocimiento a nuestras mamás de forma diaria, no seamos ciegos, sordos y mudos a lo que mamá vive, seamos parte de la tribu que ayude a todas la ‘mamis’ a llevar con amor y dignidad esta gran tarea, de la cual crecerán nuevos líderes y buenos ciudadanos.

¿Qué podemos hacer?

  • Eres mamá: Sé empática con otras mamás más jóvenes, acércate, dales apoyo y comparte tu experiencia de vida, comparte los desafíos a los que alguna vez te enfrentaste. Pero también hazlo contigo, tu estabilidad física y mental son los pilares de los cuales se sostiene tu familia, así que no hay nada de malo con hacer cosas para ti si estas te brindan el espacio para reencontrarte contigo misma.
  • Eres amiga: Ofrece un espacio libre de juicios, sé empática con el sentimiento de la mamá, no señales, no brindes consejos, hay veces que sólo se ocupa un abrazo o un hombro donde llorar. Las alianzas entre mujeres son lo que hoy día sostienen, porque son brazos, manos, mentes que ayudan a sobrellevar los retos de una maternidad. 
  • Eres esposo o pareja: Dale tiempo fuera, ocupa tu lugar como padre-aliado, organiza y se responsable de tareas en casa, si los dos trabajan como mayor razón, si sólo tú eres el proveedor también, que bendición es tener la ayuda idónea, recuerda que no hay peor enemigo en una relación que el yugo desigual.
  • Eres empleador: Revisa la ley sobre la maternidad, no se está pidiendo nada que no se corresponda, respeta los días de incapacidad, no amenaces, no agobies, respeta la crianza de una madre hacia sus hijos, que hay muchos imprevistos es cierto, ¡así es la maternidad!. Pero se ha demostrado que aún llevando esta tarea se puede tener un empleo y ser igual o mejor que cualquiera, pero sé generoso, no le agregues estrés.

Nora Zambrano: Es catedrática de la Facultad de Psicopedagogía del CEU; psicóloga con especialidad en Neuropsicología y Maestría en Asesoramiento Educativo Familiar. Contáctala en nora.zambrano@gmail.com

no te pierdas las 5 del momento

Etiquetas:
X
×