OpenA
salud

Formas de controlar la presión arterial sin medicamentos

Formas de controlar la presión arterial sin medicamentos
Formas de controlar la presión arterial sin medicamentos

Debido a los efectos secundarios que puedan tener los medicamentos, te mostramos alternativas saludables para controlar o evitar la hipertensión.

Dado a que la hipertensión es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo, aquí te mostramos formas en que puedes equilibrarla de forma natural.

Existen medicamentos que toman las personas con presión alta, sin embargo estos pueden tener efectos secundarios que perjudiquen al organismo, por lo que te mostramos alternativas saludables para controlar este padecimiento e incluso prevenirlo.

Los principales cambios se basan en hacer ciertos ajustes en la alimentación y la actividad física donde más que la magnitud, lo más importante es la constancia para adoptar estos hábitos saludables que te ayudarán en muchas áreas de tu vida. 

1. Cuida tu alimentación: 

De acuerdo a los expertos, el primer paso es cuidar la alimentación, ya que está estrechamente ligada con nuestra frecuencia cardiaca. Comer de forma balanceada es la clave para prevenir muchas enfermedades. 

2. Reducir nuestro peso corporal:

Entre otros padecimientos comunes que van de la mano con la presión arterial elevada, se encuentran el sobrepeso y la obesidad. Por esto es primordial evitar las subidas bruscas de peso y controlarlo para no aumentar los niveles de grasa.

3. Reducir el consumo de sal:

La sal es una de las enemigas más conocidas de la hipertensión, ya que con sólo una pequeña cantidad puede subir los niveles hasta límites peligrosos. Por esto las personas con presión alta deben eliminar su consumo de forma regular.

4. Dejar de fumar:

El tabaco también puede aumentar los niveles de presión hasta hacer peligrar nuestra salud, por lo que evitarlo reduce los riesgos.

5. Evitar el alcohol:

Igualmente el alcohol es una sustancia que aumenta la frecuencia cardíaca, por lo que se debe reducir su consumo. 

6. Evitar situaciones de estrés:

La alteración emocional, como ocurre con el estrés, también aumenta la presión arterial, por lo que es saludable que intentes no enrolarse en escenarios que puedan provocarlo. 

7. Haz ejercicios físicos y de respiración:

Aunque con el ritmo de vida actual a veces es inevitable estar ante alguna situación estresante, es importante saber controlar tu reacción. Para esto pueden ayudar algunos ejercicios de respiración o practicar la meditación diaria al menos unos minutos durante el día, lo que te dará mayor control sobre ti mismo. Por otro lado, el ejercicio físico también es un buen relajante natural.

×