El Horizonte
Por: Raúl González III

Monterrey
Comentarios

Innovación mexicana: Totomoxtle

El diseñador Fernando Laposse ha creado una especie de chapa para la industria del diseño interior compuesta de la cáscara del elote
Innovación mexicana: Totomoxtle
Foto: Cortesía
Innovación mexicana: Totomoxtle
Foto: Cortesía
Innovación mexicana: Totomoxtle
Foto: Cortesía
Innovación mexicana: Totomoxtle
Foto: Cortesía
Innovación mexicana: Totomoxtle
Foto: Cortesía
Innovación mexicana: Totomoxtle
Foto: Cortesía
Innovación mexicana: Totomoxtle
Foto: Cortesía
Innovación mexicana: Totomoxtle
noticias en videos noticias en videos

El Horizonte Por: Raúl González III

Monterrey

México es un país de riquezas culturales sin igual. Muchas de esas riquezas y expresiones culturales han perdido su lugar en el mundo contemporáneo debido a motivos económicos, ya que no existe demanda por esos productos mexicanos en el mercado internacional. Tal es el caso de las más de 60 especies de maíz endémicas de México que constituyen un arcoíris de colores que van desde el morado profundo hasta el color crema ligero. Desgraciadamente, la industria masiva del procesamiento de alimentos ha dejado fuera la mayoría de estas variedades del maíz, lo que ha dejado el cultivo de estas exóticas variedades en manos de comunidades indígenas que sólo la producen para rituales, lo que las pone en riesgo de desaparecer.

Al descubrir esto, el diseñador mexicano Fernando Laposse decidió cambiar la situación creando Totomoxtle, una especie de chapa para la industria del diseño interior compuesta de la cáscara del elote. Aplicable como recubrimiento a muebles y muros, y fácilmente procesable con tecnologías como corte láser y CNC. El nombre del producto quiere decir “elote”, como lo expresa la comunidad de Tonahuixtla, un pequeño pueblo en Puebla que desde 2016 ha cultivado las variedades que requiere el proyecto de Laposse. El proceso para obtener el material va desde la siembra del elote, su cosecha y el retiro de la cáscara de cada mazorca una por una. Posteriormente se somete a presión y pegado a un material de soporte.

Puede interesarte...

Todos los desperdicios se utilizan como composta para continuar con la cosecha de la siguiente temporada, lo que cierra un ciclo ecológico de producción. Con este proyecto, Laposse busca preservar las tradiciones mexicanas antiguas a la par que permite la supervivencia económica de la comunidad sin abandonar sus antiguos modos de vida, con el comercio del material. Esto se traducirá en que menos personas se vean forzadas a dejar sus comunidades para buscar nuevas oportunidades en grandes ciudades por motivos político-económicos.

El material de Fernando Laposse se encuentra expuesto hasta octubre de 2019 en la exhibición “Food: Bigger than the Plate” en el Victoria & Albert Museum.

El nombre del producto quiere decir “elote”, como lo expresa la comunidad de Tonahuixtla, Puebla.

El producto es aplicable como recubrimiento a muebles y muros.

  COMENTARIOS
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba