El Horizonte
Por: Alejandro Acosta

Monterrey
Comentarios

Interiores prehispánicos: Ecos indígenas

La decoración inspirada en elementos autóctonos suma vitalidad a tus espacios
Interiores prehispánicos: Ecos indígenas
Foto: Texturas 4

El Horizonte Por: Alejandro Acosta

Monterrey

Los Óscares pasaron, pero aún sobrevive el rumor que dejó la experiencia de Yalitza Aparicio, quien colocó en la conciencia mundial los temas de la cultura y el poder indígenas.

En cuestión de decoración los componentes autóctonos del México milenario también se han ganado respeto a través de los años y han dejado de ser solo “bonitas artesanías” para convertirse en elementos que constituyen proyectos importantes.

De acuerdo con la arquitecta y diseñadora Estrella Esquivel, los recursos ornamentales presentes en la decoración contemporánea son el color y las texturas de objetos vivos en los pueblos originarios. Por ejemplo, usar combinación de colores inspirados en huipiles para vestir un salón o usar la textura del rebozo como tejido de una celosía. 

“Están también los recursos materiales de manufactura como las técnicas de tejido de palma o la talla sobre madera o el uso del ladrillo en bóvedas o celosías en manos de maestros artesanos de Tlaxcala”, comenta.

Es complejo -y quizá imposible- encasillar un estilo indígena único por la gran diversidad de zonas y pueblos que tiene México, cada uno de ellos con características definidas.

Puede interesarte...

Lo maravilloso para el mundo del interiorismo, señala Estrella, es que las versiones de lo mexicano son vastas y extensas como el territorio nacional y la cantidad de pueblos originarios que existen. 

Si pudiera identificarse un estilo de interiorismo “muy mexicano” éste sería el de Luis Barragán, que está resuelto con sobriedad en el mobiliario, pero con abundancia en colores, texturas y luz natural.

“Otro interiorismo muy mexicano podrían ser Diego y Frida, con la casa de Juan O’Gorman en San Ángel, con espacios sencillos retacados de sus recursos naturales, objetos, colores y mobiliario”.

Ahora bien, aclara, lo muy mexicano sonorense, dista de lo coahuilense, lo oaxaqueño o lo yucateco. Los recursos son diferentes y la materialización de los objetos de ornato lo son también.

“El hilo conductor de todos pueden ser el recurso de materiales pétreos y ladrillos, el uso en el interior de colores del paisaje próximo, como el rojo del desierto, el rosa de las buganvilias o terracota del barro”. 

Según la especialista el estilo indígena, autóctono o muy mexicano ha estado de moda en otros países pero aún no se adopta en el extranjero como un modelo.

Puede interesarte...

“Lo cierto es que nuestra cultura artesanal es potente y es codiciada en otras y lejanas latitudes. Los elementos decorativos que viajan lejos son los textiles, el barro y las texturas crudas, los colores brillantes. Eso sí ha viajado y ha modelado una estética particular”.

Lo que es un hecho, advierte, es que la decoración indígena es un gran éxito de mercado.

“Sus gestos están presentes en la decoración de casonas en Valle de Bravo, San Miguel de Allende o en Oaxaca, en casas de extranjeros que los adopta México y sus ‘mexicanadas’. Con rasgos probablemente exagerados o ruidosos, pero al fin y al cabo muy mexicanos”.

Foto: Huipiles

Usar colores inspirados en huipiles oaxaqueños para vestir una estancia o recibidor otorga colorido y calidez al espacio.

Foto: Palma y/o Palma 2 o 3

El mobiliario hecho con técnicas de tejido de palma imprime un sello autóctono a tu hogar.

Foto: Color

El color es el protagonista en áreas decoradas con el estandarte de lo prehispánico.

Foto: Texturas y/o Texturas 2, 3 o 4

Puede interesarte...

Abundancia de texturas y elementos como la madera, el barro y el ladrillo forman parte de la decoración con acento indígena.

Foto: Celosías

Celosías que simulan ser tejidos indígenas suman atractivo a espacios modernos.

Foto: Huichol y/o Huichol2

El colorido del arte huichol combina perfectamente con otras tendencias y le suma vitalidad a las áreas del interior.

  COMENTARIOS
 Comentarios

A fin de mantener la buena conducta, queda estrictamente prohibido cualquier insulto, amenaza o insinuación hacia cualquier persona. No se permite el lenguaje difamatorio, ilegal, obsceno, ofensivo o faltas de respeto. Para más información lea porfavor nuestro Aviso de Privacidad

Volver arriba