OpenA
salud

La decoración impacta tu ánimo

La decoración impacta tu ánimo
Foto: Especial

Cambio de humor, fácil irritación y hasta falta de descanso, pueden ser provocados por el acomodo y diseño de nuestro hogar.

¿Por qué la decoración afecta el estado de ánimo? Las personas percibimos el mundo a través de los sentidos, lo que permite relacionarnos con el entorno en general. Gracias a ellos, somos capaces de reaccionar ante el peligro, o movernos con naturalidad. 

Asimismo, podemos crear memorias, asociadas a olores, sensaciones, ruidos, etc. Nuestros sentidos, tienen un impacto directo en nuestro estado de ánimo. Por ejemplo, cuando un espacio está desordenado o sucio, se pueden disparar emociones de estrés o enojo.

De igual manera, si un espacio no está bien iluminado, nos puede causar malestar, ya que no vemos con claridad. Por otro lado, si queremos dormir y hay exceso de luz, no habrá descanso, lo que puede provocar irritación y mal humor. 

Al respecto, el analista inmobiliario, Leonardo González, señala que la vivienda es un espacio que debe crear confort y bienestar para todos los miembros, para ello el diseño puede jugar un papel muy relevante, una decoración adecuada permite habitar en un ambiente agradable, sano y confortable, generar una actitud optimista, mejora la seguridad de la vivienda, aumentar la funcionalidad de uso y crear convivencia positiva.

Alejandra Sánchez, presidenta de la Asociación de Arquitectos e Interioristas México (AAI) comenta 

que el desorden es el primer punto que influye en el estado de ánimo. "No importa si es una casa o un departamento, lo fundamental es tener un espacio limpio". Asimismo, hace hincapié en la importancia de mantener los muebles bien cuidados, y que no le falten piezas.

Para un ambiente favorable 

placeholcer

●Iluminación adecuada

●Color

●Texturas

●Ventilación (natural o  aire acondicionado)

●Tipo de piso 

El color de tu casa 

placeholcer

Los colores evocan emociones en las personas, por lo que al elegir, opta por los que se adapten a tus necesidades y personalidad. Sánchez señala que para seleccionar la tonalidad, también hay que considerar el tamaño, pues los colores fuertes en espacios muy pequeños no son del todo recomendables. 

Si estás buscando colores más relajantes, la psicología del color señala que el beige o el blanco, fomentan la sensación de alegría y dinamismo. Asimismo, los tonos fríos como el azul o el malva dan una sensación de tranquilidad y ayudan a relajar.

no te pierdas las 5 del momento

X
×