OpenA
salud

¿Pan en la dieta? ¡Claro que se puede!

¿Pan en la dieta? ¡Claro que se puede!
Foto: cortesía

Como principal característica nutricional destaca su función energética por lo que debe incluirse en la alimentación

La receta del pan es sencilla: Harina, agua, levadura y sal. “Los componentes que lo conforman hacen que el pan sea muy rico en hidratos de carbono y que tenga un aporte proteico significativo.

“Aunque al estar hecho de harina de cereales, es deficitario en el aminoácido esencial lisina”, detalló el especialista en nutrición Ramón de Cangas.

“Su contenido en grasa es muy bajo, por ello su valor calórico no es muy elevado. La cantidad de fibra es muy variable pues, dependiendo del tipo de harina, puede ir desde tres gramos hasta casi diez gramos por cada 100 gramos de pan”, añade el dietista y nutricionista.

En lo relativo a los minerales, “destaca el sodio, siempre que el pan lleve sal, y el potasio. Además, es rico en vitaminas del grupo B”, apunta.

El especialista manifiesta que la principal característica nutricional del pan es su riqueza en hidratos de carbono, que tienen una función principalmente energética. 

“Por ello, incluir pan en nuestra dieta es una buena forma de alcanzar ese 50% o 55% de la energía diaria que se recomienda ingerir en forma de hidratos de carbono”, expresa.

El pan nos ayuda a alcanzar la ingesta diaria recomendada de fibra, que es importante para la salud intestinal. 

“Son preferibles aquellas variedades integrales que ayuden a satisfacer los requerimientos de fibra alimentaria”, declara Jesús Román, profesor de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid.

TE PUEDE INTERESAR: ¡Dopamina! La importancia de saber como rige la mente

×