OpenA
salud

PhoodKitchen, un restaurante acuapónico

PhoodKitchen, un restaurante acuapónico
Foto: Especial

Se sirve alimentos producidos en su propia granja mediante acuaponía, un método de cultivo que se efectúa en tanques de agua en vez de utilizar tierra agrícola.

Eindhoven, situada en la provincia del Brabante del Norte (Países Bajos) y con una población de más de 220,000 habitantes, es la quinta ciudad más poblada del país europeo. Es conocida por ser un centro donde se fusionan el diseño y la tecnología, y donde bullen la creatividad y la innovación, en todos los ámbitos, incluida la comida.

Una reciente muestra de ello es PhoodKitchen, considerado como el primer restaurante-granja acuapónico del mundo.

 Se trata de un establecimiento donde la comida local se nutre con las nuevas tecnologías desarrolladas en la propia Eindhoven, y donde se sirven los alimentos recolectados diariamente en la granja acuapónica que se encuentra en la planta inferior del local.

El calificativo "acuapónico", que identifica a este restaurante, proviene de "acuaponía", un método de producción integrada y sostenible de alimentos que combina la acuicultura (cría de peces) y la hidroponía (cultivo de plantas sin suelo agrícola).

placeholcer

Con este método, los desechos de los peces alimentan a las plantas y, a su vez, las plantas limpian el agua para los peces. Esta producción integrada, que genera más alimentos con menos recursos y contaminación, tiene lugar en un mismo sistema donde el agua recircula constantemente entre los tanques de acuicultura y las "camas de cultivo" de hidroponía, según la Universidad Miguel Hernández de Elche (España).

En el restaurante dirigido por Tim Elfring y Sabine Feron se puede almorzar comiendo un plato de arroz con coco y pollo hecho con col rizada cultivada en la adyacente granja acuapónica (Phood Farm), donde se cultivan unos 90 kilos de verduras a la semana, según The Washington Post.

En este restaurante se promueve la salud y la creación de una sociedad armoniosa y el comensal puede ver el origen de parte de lo que come, ya que las mesas tienen vistas al vivero de cultivos acuapónicos.

También se pueden degustar platos de carne y caldo de huesos, producidos localmente y de modo orgánico, es decir, de animales alimentados sin productos químicos ni hormonas.

no te pierdas las 5 del momento

X
×