OpenA
salud

¿Te rodean las personas tóxicas?

¿Te rodean las personas tóxicas?
Foto: Especial

Los especialistas nos comparten cómo podemos interactuar de manera asertiva con personas hostiles.

Relacionarse con alguien tóxico, ya sea en el ámbito laboral, de amistad, familiar o de pareja, puede implicar que, “sí no te alejas de esa persona o no aprendes a tratarla y a cuidar de ti, acabará desequilibrando tu vida y destruyéndote por completo, a nivel psicológico, físico y emocional”, señala la psicóloga Silvia Congost, experta en autoestima y dependencia emocional. 

Las relaciones con esas personas que resultan destructivas y dañinas para nosotros, que alteran y perturban nuestra paz interior y nuestra calma mental, que nos intoxican, invalidan, empequeñecen y destruyen, son una experiencia dura y destructiva que sólo nos llena de sufrimiento, tristeza y frustración, detalla la autora del libro Personas Tóxicas.

La psicóloga señala que “los vínculos que creamos con las personas que nos rodean son extremadamente importantes para nosotros. Los valoramos y nos afectan. Pueden hacernos mucho bien si son sanos, o destruirnos si no lo son”. 

 “Que por ejemplo en el trabajo quieran verte fracasar es una opción que probablemente no encaje con tu forma de ver la vida y entender los vínculos”, puntualiza Congost.

En el entorno profesional y laboral, donde la manera de comunicarse e interaccionar es fundamental, la presencia 

de personas tóxicas dificulta las relaciones profesionales y produce un desgaste innecesario en uno mismo, explica David Comí, formador y director de la consultora Incrementis, especializada en optimización laboral. 

Aprende a lidiar con ellos

placeholcer

La persona negativa y quejosa: Este tipo de personas tóxicas sólo ven problemas a su alrededor. En su mundo no existen las propuestas ni las soluciones. Todo les parece imposible. 

Cómo actuar: Escucha sus objeciones y después tratar de que demuestre su negatividad con datos y pruebas objetivas. 

La persona manipuladora: Utiliza medias verdades para su propio beneficio, considera a las personas como un medio para conseguir sus objetivos, crea malentendidos y no tiene respeto por la verdad. 

Cómo actuar: Prepárate con hechos demostrables, responde a cada uno de sus engaños, habla siempre con mensajes simples y no expliques situaciones privadas del pasado. 

La persona dictadora y agresiva: Necesitan dominar todo lo que les rodea, son intolerantes a las actitudes de los demás y no soportan a los que piensan distinto.

Cómo actuar: Hay que tratarle con el máximo respeto, pero con mucha firmeza, usando un tono de voz directo, claro y conciso.

no te pierdas las 5 del momento

X
×