Finanzas

Encienden 'focos rojos' ante prohibición de compra de maíz

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Habría alza en precios y desabasto, pues México no tiene la capacidad para producir lo que necesita de maíz transgénico.

La prohibición de las importaciones de maíz transgénico desde Estados Unidos a partir de 2024, tal y como lo decretó el gobierno mexicano, generará un “golpe bajo” difícil de afrontar, pues podría derivar en el alza en precios de alimentos y hasta desabasto.

Además, podría implicar la pérdida de miles de empleos y una afectación a los bolsillos de las familias que dependen del sector agroalimentario, alertó Claudia Ruiz Massieu Salinas, Senadora Presidenta de la Comisión Especial de Seguimiento a la Implementación del T-MEC, en el Congreso de la Unión.

Al participar en el “19 Foro Global Agroalimentario” que se celebra en la entidad, comentó que por ello es necesario evaluar la medida y sus impactos reales.
Del mismo modo señaló que a nivel doméstico hay situaciones que presentan riesgos para el sector agroalimentario y que pueden resolverse haciendo uso de las herramientas que brinda el T-MEC, el cual, afirmó, puede convertirse en una red de protección para afrontarlos.

“Se afectaría al sector pecuario y a miles de familias que viven de este sector, entonces me parece que podríamos ver esta alerta que se ha suscitado en Estados Unidos para tomarnos el tiempo de revisar realmente la medida. Hay que ver cuál es más allá  de un contenido ideológico sus efectos reales sobre el campo mexicano y el sector agroalimentario en su conjunto, los cuales creo que serían adversos. Simplemente también hay que hacer una planeación y evaluación objetiva”, explicó en entrevista al El Horizonte.

Mientras tanto, sobre la posibilidad de que este tema sea abordado en el marco del T-MEC , dijo que todavía no ha habido un acercamiento formal entre ambos gobiernos.
“Sigue en pie la medida, esperaríamos que el gobierno también haga una evaluación de lo que implicaría si entra en vigor esta medida porque justamente nuestro país es un importante importador de este tipo de maíz.

Fundamentalmente se utiliza para alimentar al sector pecuario y nosotros no tendríamos de manera ni inmediata o futuro cercano la capacidad de producir lo suficiente para llenar ese hueco que nos dejaría si de pronto ya no pudiéramos importar este tipo de maíz”, reconoció.

Entonces, agregó, “estamos viendo como muchos foquitos de alerta que pueden generar en un entorno inflacionario agravado por decisiones nacionales solamente un aumento en el precio de los alimentos, desabasto de alimentos, pérdida de empleo y mucho malestar social”. 


×
*/