Finanzas

Foro ejecutivo de acciones climáticas México

El foro tiene como objetivos: abrir la conversación en torno a temas apremiantes y acciones para avanzar en materia de acción climática.


  • 22
  • Febrero
    2023

Desde ayer inició el foro: Construyendo el Futuro en la Ciudad de México. Será un espacio de reencuentro latinoamericano de grandes ideas a través de la construcción de una comunidad alineada, donde se buscará impulsar el esfuerzo colectivo dirigido a atender las necesidades de la región enfocadas principalmente a las acciones climáticas, vistas desde el ámbito de la construcción y la arquitectura. Está impulsado por SUME (Sustentabilidad para México AC) bajo la batuta de la arquitecta Alicia Silva.Se llevará a cabo del 22 al 24 de febrero y habrá invitados muy importantes como: África Rubio, directora de Servicios de Sustentabilidad para México, Centroamérica y el Caribe de Cushman & Wakefield; Edgar Runnebaum, director de Siemens Real Estate & Sustainability Manager de Siemens Mesoamerica, Eduardo Ramos, managing co-director de Gensler México; Jesús Galván, project manager de Energy & Sustainability México de CBRE; así como César Ulises Treviño, director general de Bioconstrucción y Energía Alternativa, entre muchos más.El foro tiene como objetivos: abrir la conversación en torno a temas apremiantes y acciones para avanzar en materia de acción climática, definir la importancia del futuro de la edificación sustentable, fortalecer el trabajo de los profesionales y prestadores de servicios, dialogar sobre las metas de descarbonización en un contexto holístico, acelerar el desarrollo de una economía verde, así como apoyar a las empresas en el desarrollo sólido de su estrategia ASG y finanzas verdes.En años recientes, los temas ambientales, sociales y de gobierno (ASG) han cobrado mayor relevancia a medida que los grupos de interés esperan que las empresas desempeñen un papel más amplio en la lucha contra los desafíos sociales, ambientales y económicos. Más allá de ser un tema de responsabilidad corporativa, esta lucha busca convertirse en una nueva forma de medir la creación de valor, incorporando a las métricas de productividad económica, la medición del bienestar social y ambiental a largo plazo.Esto se debe a que la forma en que actualmente se mide el valor generado por las organizaciones, se centra en el crecimiento en términos de bienes y servicios consumidos y producidos. Lo anterior, sobreestimando el valor de aquello que se monetiza fácilmente, y subestimando el valor más difícil de cuantificar, pero que caracteriza a los activos sociales y ambientales.Desde hace tiempo, las organizaciones han buscado responder a las inquietudes de sus inversionistas y otros grupos de interés internalizando el valor de las externalidades sociales y ambientales, a fin de recuperar y mejorar su resiliencia ante un entorno en constante evolución.Los criterios ambientales que conciernen en cualquier actividad de las compañías afectan de forma positiva o negativa al medio ambiente. Y, en particular: emisiones de gases de efecto invernadero, energías renovables, eficiencia energética, agotamiento de recursos y contaminación química. Así es que todo esto se puede aminorar desde la gestión del proyecto arquitectónico, para lo cual hoy por hoy se deben tener en cuenta las certificaciones de edificaciones verdes.


Comentarios

publicidad
×