Finanzas

Inflación en México en su mayor nivel desde diciembre 2000

Inflación en México en su mayor nivel desde diciembre 2000

Las tasas continúan sin poder bajar y rpobablemente persisistiran por mucho tiempo

La inflación de noviembre en México se ubicó en una tasa anual de 7.37%, la mayor inflación anual de enero de 2001.

Con lo anterior, las expectativas de inflación anual para diciembre se ubican en 8.0%, su mayor nivel desde diciembre de 2000, indicaron analistas.

La variación mensual fue la más alta en 21 años para un mes de noviembre. Los genéricos que más aportaron al alza fueron alimentos frescos (verduras, carne) y la electricidad (ajuste estacional por el fin de temporada cálida), indicó Grupo Financiero Ve por Más.

A la baja, resaltaron gasolinas y gas LP, por los menores precios internacionales del petróleo, y ciertas mercancías como zapatos y televisores, por efecto de la campaña del Buen Fin.

La variación interanual se aceleró por tercer mes y fue la mayor desde 2001, reflejando la persistencia de los choques de oferta, una mayor demanda por servicios (baja en contagios) y una débil base comparativa en mercancías (extensión Buen Fin 2020).

A tasa anual, los aceites y grasas vegetales son los que muestran una mayor inflación, con 34.21%, seguidos por la tortilla de maíz, con 16.85 por ciento.

Adicionalmente, se destaca que 170 mercancías muestran inflaciones anuales por arriba del límite superior de 4% del rango objetivo de Banco de México (Banxico).

Se espera que la inflación vuelva al margen de tolerancia del Banxico hasta el cuarto trimestre de 2022. Los riesgos para la variable se mantienen elevados, pues el alza en contagios Covid a nivel mundial y la aparición de la variante ómicron pueden hacer que los choques de oferta tarden más en diluirse.

Por su parte, Banco Base estimó que la inflación al cierre del año se ubicará cerca de 8% anual, siendo su mayor nivel al cierre del año.

“El ajuste se debe a que para que el pronóstico del 7.5% anual, que se tenía anteriormente, se cumpla sería necesario que en las últimas dos quincenas del año las inflaciones quincenales fuesen las más bajas en seis años; es decir, 0.26% y -0.06%, respectivamente.

Esto es un evento con una muy baja probabilidad de ocurrencia, debido a la tendencia de la inflación en el año y a que los factores que han dado origen a las presiones inflacionarias en el año siguen presentes”, indicó.


×
*/