OpenA
Finanzas

Consumo de refrescos sigue en aumento

Consumo de refrescos  sigue en aumento
De enero a septiembre de este año, lo recaudado por concepto de IEPS a bebidas saborizadas fue de $17,620 millones de pesos. Foto: Archivo.

De enero a septiembre de este año, lo recaudado por concepto de IEPS a bebidas saborizadas fue de $17,620 millones de pesos

Aunque fueron uno de los productos gravados con el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de $1 peso por litro a partir de enero de 2014, los refrescos siguen siendo una de las bebidas saborizadas de mayor consumo en el país.

Datos indican que de enero a septiembre de 2016, el volumen de ventas de refrescos  alcanzó un crecimiento de 1.2% respecto al mismo periodo de 2015, al sumar un total de 14,232 millones de litros en dicho lapso.

Esto a su vez ha provocado que la recaudación de dicho gravamen también reporte un alza considerable.

Desde el arranque de 2014 hasta septiembre de 2016, dicho impuesto especial a bebidas saborizadas ha recaudado $57,293.6 millones de pesos.

Tan sólo de enero a septiembre de este año lo acumulado por concepto de IEPS a bebidas saborizadas fue de $17,620 millones de pesos, reflejando un crecimiento real de 9.7 % en comparación con el mismo periodo de 2015.

Pese a que presumía ser una de las medidas ideales para reducir el consumo de bebidas azucaradas y combatir la obesidad en México, la aplicación del IEPS a dichos productos no ha logrado la efectividad que se buscaba.

En eso coincidió el fiscalista Bernardo Elizondo, que calificó como un fracaso la medida.

“El aumento en los impuestos aplicables a las bebidas saborizadas y a los alimentos chatarra ha resultado un fracaso para prevenir los índices de obesidad, pero ha sido un éxito para fines recaudatorios, ya que lejos de disminuir su consumo el mismo se ha incrementado en la población y lo seguirá haciendo mientras el poder adquisitivo de los mexicanos sea bajo”, comentó a El Horizonte.

Incluso, previó que los ingresos fiscales por el IEPS seguirán en ascenso en los siguientes meses y años debido a que la población no tiene acceso a alimentos de mayor calidad, por el bajo nivel de ingresos de la mayoría la población mexicana.

Según la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) del Inegi, el consumo medio de refrescos por persona en los últimos años fluctúa entre 350 y 500 mililitros diarios, el equivalente a tan solo el 5% y 7% de la ingesta calórica diaria del mexicano.


×