OpenA
Internacional

Así castigan Alemania e Italia a quien exalte sus dictaduras

Así castigan Alemania e Italia a quien exalte sus dictaduras
Foto: AP (Ilustrativa)

Ambos países cuentan con códigos penales donde dan desde 2, 3 o 4 años de prisión a quien destaque a la Alemania Nazi o a la Italia Fascista.

A casi medio siglo de haber terminado sus dictaduras, los gobiernos de Alemania e Italia tomaron medidas una vez concluida la Segunda Guerra Mundial para para perseguir a los seguidores del Nazismo y Fascismo en sus respectivos países.

Hasta hoy día acciones, imágenes, símbolos y entre otras cosas que enaltezcan a la Alemania Nazi o la Italia Fascista son perseguidas y reprimidas por los gobiernos actuales, mismos donde sus filosofías están "prohibidas" indirectamente.

Estas acciones hechas para ir en contra de las dictaduras que se vieron establecidas en sus naciones se aplicaron en el ámbito legal y penal.

Alemania

Después de la Segunda Guerra Mundial, la República Federal de Alemania comenzó un proceso de "desnazificación" para poder quitar del país lo que quedara del movimiento nacionalsocialista y en 1949 se publicó la Ley Fundamental que prohíbe la creación de cualquier partido que enaltezca el nazismo.

Asimismo, su Código Penal castiga a quien "apruebe, niegue o minimice, en público o en una reunión, los actos perpetrados durante la dictadura nazi", esto se puede ver reflejado en el artículo 130 donde se menciona que las personas que instiguen el odio y xenofobia podrían recibir entre 3 a 5 años de prisión.

Mientras que el artículo 86 es más claro, ya que estipula que están prohibidos símbolos inconstitucionales como la esvástica, el bigote de Adolfo Hitler y la negación del holocausto judío; cabe aclarar que anualmente el Ministerio del Interior pública una lista de símbolos ilegales.

"Quien distribuya en el interior medios de propaganda (de organizaciones anticonstitucionales o asociaciones que se dirijan contra los principios del entendimiento de los pueblos) o los produzca para su divulgación en el país o en el exterior; los tenga disponibles, los introduzca o los exporte, o los haga accesibles públicamente en archivos de datos electrónicos, será castigado con pena privativa de la libertad hasta por tres años o con multa", se lee en el documento.

Cabe mencionar que el Tribunal Constitucional en repetidas ocasiones ha vetado acciones como "preservar estos valores", quienes los presentan usan el argumento de que son compatibles con la libertad de expresión, sin embargo estos han sido dejados de lado por parte del poder judicial y legislativo alemán.

Asimismo se debe aclarar que actualmente el partido Alternativa para Alemania (AfD por sus siglas en alemán), primer partido de ultra derecha desde 1945, se encuentra normalizando opiniones y comportamientos que antes eran considerados "tabú" en la política de Alemania.

Italia

El gobierno de Italia actualmente tiene una Constitución en la cual se prohíbe la reconstrucción del extinto partido fascista "bajo cualquier forma", y además existen leyes que igualmente castigan la apología fascista.

Igualmente, fue en 1952 cuando se lanzó la Ley Scelba, que adopta el nombre del ese entonces primer Ministro del Interior, Mario Scelba, donde se establece la posibilidad de disolución de cualquier grupo que tenga los mismos objetivos que los creados por el partido fascista de Benito Mussolini en 1919.

"Con finalidades antidemocráticas propias del partido fascista, exaltando, amenazando o usando la violencia como método de lucha política o propugnando la supresión de las libertades garantizadas por la Constitución", se menciona en el texto.

Con esta Ley se han frustrado partidos en tres ocasiones con ideologías similares a las del movimiento creado por Mussolini, la última fue en el 2000 con el Frente Nacional.

Del mismo modo, el artículo 293 bis del Código Penal italiano menciona que se castigará hasta con dos a cuatro años de cárcel por delitos de "apología de fascismo", "reconstrucción del partido fascista", "propaganda referida al régimen fascista y nazifascista", y "la simbología y gestualidad del partido fascista y del partido nacionalsocialista alemán y sus relativas ideologías".

En la actualidad, la ilegalización de partidos fascistas se ha manifestado recientemente después de que el grupo Forza Nouva asaltara la sede del sindicato CGIL en Roma el pasado 9 de octubre durante una manifestación por la implementación del certificado Covid.

Sin embargo, el Gobierno de Mario Draghi tiene contemplado ilegalizarlo una vez que reciba el plácet de la magistratura italiana.

no te pierdas las 5 del momento

Etiquetas:
X
×