Internacional

Papa dedica misa de Domingo de Resurrección a Ucrania

El papa Francisco ofreció la misa por el Domingo de Resurrección, culminando la Semana Santa con un mensaje sobre poner fin a la guerra Ucrania - Rusia.

 En un mensaje de Pascua que hacía hincapié en la esperanza, el papa Francisco pidió oraciones tanto por el pueblo ucraniano como por el ruso, elogió a las naciones que reciben a los refugiados.

Entre las flores primaverales que decoraban la Plaza de San Pedro, el papa Francisco celebró junto a docenas de prelados y decenas de miles de peregrinos y turistas el día más señalado del calendario cristiano, inspirado en la creencia cristiana de que Jesús resucitó tras su crucifixión.

El pontífice de 86 años completó la cita con un discurso tradicional sobre conflictos mundiales. Pidió 'confianza entre personas, pueblos y naciones' y dijo que el júbilo de la Pascua 'ilumine la oscuridad y el pesar en el que, con demasiada frecuencia, se ve envuelto nuestro mundo'.

El mensaje de Pascua del papa se conoce por su nombre en latín, 'Urbi et Orbi', o 'para la ciudad y para el mundo'.

Desde que Rusia invadió la vecina Ucrania en febrero de 2022, Francisco ha llamado varias veces al fin de los combates y pedido oraciones por el 'martirizado' pueblo ucraniano.

Diplomáticos ucranianos se han quejado de que el pontífice no ha sido lo bastante duro en sus declaraciones sobre Rusia y en particular sobre el presidente Vladímir Putin, mientras el Vaticano trata de evitar un choque con Moscú.

'Ayuda al amado pueblo ucraniano en su viaje hacia la paz, y lleva la luz de Pascua sobre la el pueblo de Rusia', imploró Francisco a Dios en su mensaje desde una silla en el balcón central de la Basílica de San Pedro con vistas a la plaza. 'Consuela a los heridos y a todos aquellos que han perdido seres queridos por la guerra, y permite que los prisioneros puedan regresar sanos y salvos a sus familias'.

Instó a la comunidad internacional a trabajar para poner fin a la guerra en Ucrania y a 'todo conflicto y derramamiento de sangre en el mundo, empezando por Siria, que sigue esperando a la paz'. Francisco también oró por los que perdieron seres queridos en un sismo que golpeó Siria y Turquía hace dos meses, y que mató a decenas de miles de personas.

Tras la renovación de la violencia mortal que afecta a israelíes y palestinos en los últimos días, Francisco pidió una 'reanudación del diálogo, en un clima de confianza y respeto recíproco, entre israelíes y palestinos, para que esa paz pueda reinar en la Ciudad Santa y en toda la región', en una referencia a Jerusalén.

Pero Francisco también señaló a progresos en algunos frentes.

El debate sobre cómo atender a los solicitantes de asilo, migrantes y refugiados y sobre si permitirles la entrada es un candente tema político y social en buena parte de Europa, Estados Unidos y otros lugares.

ADS
Etiquetas:
×