OpenA
Internacional

Portugal en alerta ante ola de calor y sequía severa

Portugal en alerta ante ola de calor y sequía severa

El clima tórrido trae consigo un agravamiento considerable del riesgo de incendios forestales hasta el 15 de julio.

El gobierno de Portugal declaró el viernes un estado de alerta de ocho días debido a un riesgo intensificado de incendios forestales cuando el país, afectado por la sequía, se prepara para una ola de calor con temperaturas de hasta 43 grados centígrados (109 grados Fahrenheit).

El clima tórrido trae consigo “un agravamiento considerable del riesgo de incendios forestales” hasta el 15 de julio, indicó un comunicado conjunto emitido por cinco departamentos gubernamentales.

La declaración del estado de alerta otorga al gobierno facultades temporales para ordenar medidas cautelares. Las restricciones adoptadas el viernes incluyen la prohibición del acceso público a los bosques que se considera se encuentran en mayor riesgo, la prohibición del uso de maquinaria agrícola que pueda producir chispas y la prohibición de fuegos artificiales que se usan comúnmente en los festivales de verano.

Desde hace tiempo, Portugal ha enfrentado incendios forestales enormes. En 2017, las llamas mataron a más de 100 personas.

Las olas de calor y las sequías tampoco son infrecuentes en Portugal, pero los climatólogos dicen que todo el sur de Europa puede prever temperaturas más altas y menos precipitaciones como consecuencia del calentamiento global.

El brazo ejecutivo de la Unión Europea, la Comisión Europea, sostiene que debido al cambio climático, al continente enfrenta uno de sus años más difíciles en cuanto a desastres naturales como sequías e incendios forestales.

En España, se prevé que las temperaturas suban a 42 grados centígrados (107 F) durante el fin de semana en algunas áreas a lo largo de la frontera con Portugal.

Las lluvias de junio en España fueron aproximadamente la mitad del promedio de 30 años, y los embalses del país están en promedio al 45% de su capacidad, de acuerdo con datos del gobierno.

Italia también lidió recientemente con una ola de calor prolongada y está experimentando su peor sequía en 70 años.

A fines de junio, 96% de Portugal estaba clasificado como en sequía “extrema” o “grave”, las dos categorías más altas.

Durante el periodo en que las restricciones de emergencia de Portugal estén vigentes, la policía y los guardabosques se mantendrán en espera permanente y realizarán patrullas periódicas.

El gobierno portugués afirma que durante la temporada alta de incendios de julio a septiembre, Portugal tendrá a su disposición casi 13,000 bomberos y personal asociado, más de 2,800 vehículos y 60 aviones de extinción de incendios.

Portugal ha mejorado su gestión forestal y otras estrategias desde que las muertes de 2017 sacudieron al país; nadie ha muerto en un incendio forestal desde entonces. El año pasado, el país registró su número más bajo de incendios forestales desde 2011.

Con información de AP


Etiquetas:
×