OpenA
Internacional

Presidente de Perú evita responder durante interrogatorio

Presidente de Perú evita responder durante interrogatorio
Foto: AP

El mandatario federal es acusado de presuntos actos de corrupción.

El mandatario peruano Pedro Castillo guardó silencio en un interrogatorio a cargo de la Fiscal General que lo investiga en un caso de presunta corrupción, pero al salir del Ministerio Público aclaró que no integra ninguna red criminal y advirtió que no se someterá a ningún juicio mediático.

Rodeado de sus abogados y decenas de policías antimotines, Castillo retornó caminando al palacio presidencial por una concurrida vía capitalina. "A nadie he robado, a nadie he matado y tampoco lo voy a hacer", dijo luego el mandatario en una desordenada rueda de prensa en el patio del palacio.

El mandatario se quejó de los medios y entre varias preguntas simultáneas dijo que se creaban pirámides a partir de testigos y "seudocolaboradores" eficaces "para meterle en la cabeza al pueblo peruano de que sí es cierto que Pedro Castillo ha robado y forma parte de una red criminal".

Los reporteros no obtuvieron respuesta cuando le preguntaron sobre el paradero de su sobrino y su exministro de Transportes que están prófugos y son señalados por la fiscalía como integrantes de una organización criminal liderada por Castillo para cobrar dinero de licitaciones de obras públicas.

En este caso, la Fiscal General Patricia Benavides lo investiga a partir de una denuncia de irregularidades presuntamente cometidas en 2021 en el proceso de ascensos de Fuerzas Armadas. En noviembre el ahora exjefe del Ejército, José Vizcarra, dijo en el Parlamento que recibió presiones de los entonces secretario presidencial, Bruno Pacheco, y ministro de Defensa, Walter Ayala, para ascender a militares cercanos al gobierno. Castillo ha negado las acusaciones.

Benji Espinoza, uno de los abogados del presidente, dijo más tarde en otra rueda de prensa que el mandatario se acogió a su derecho a guardar silencio porque el 28 de diciembre ya había declarado sobre el caso de ascensos en las Fuerzas Armadas en el palacio presidencial ante un representante de la Fiscalía General. Indicó que ahora están acopiando información mucho más completa para posteriormente responder a los nuevos cuestionamientos que surjan en la investigación.

El abogado comentó que el presidente realizó un relato voluntario ante la Fiscal General donde dijo que rechaza cada uno de los cargos levantados, no está involucrado en actos de corrupción, que no existe ninguna organización criminal y no forma parte de ningún acto criminal que se le impute.

Espinoza añadió que pedirán reprogramar las diligencias del viernes y del próximo martes debido a la agenda del mandatario quien ha solicitado permiso al Congreso para asistir entre el sábado y lunes a Colombia a la asunción al poder del presidente electo Gustavo Petro.

Castillo sorprendió temprano a la prensa al salir caminando del palacio presidencial rumbo a la fiscalía situada a siete cuadras. En la víspera cruzó palabras con la Fiscal General porque el mandatario había solicitado ser interrogado en el palacio presidencial, pero la Fiscal le aclaró que tenía la obligación de asistir a la fiscalía porque Castillo era un investigado.

En su caminata por las calles de la vieja ciudad de más de 400 años el mandatario saludó a decenas de simpatizantes que gritaban "Cierra el Congreso" y "Prensa corrupta". En otro extremo, otro grupo menos numeroso lo abucheaba y coreaba "Castillo ya fuiste, por rata te jodiste".

Una mujer trabajadora de una tienda cercana a la Fiscalía y que no quiso indentificarse dijo a un camarógrafo de la AP que protestaba contra un gobierno que robaba el futuro de sus hijos. "Cómo es posible que haya gente que defiende a ladrones, defendiendo lo indefendible, todos sabemos ya que son unos ladrones", dijo la mujer que discutía a gritos con los defensores de Castillo.

Sobre el mandatario pesan cinco investigaciones fiscales, la mayoría por corrupción y una por el presunto plagio de su tesis de maestría. La Fiscal General sostiene la hipótesis de que el presidente es el líder de una organización criminal integrada por el exsecretario presidencial, el sobrino del mandatario y un exministro de Transportes. Los dos últimos están prófugos.

Castillo es el primer presidente peruano investigado mientras está en funciones. Casi todos los expresidentes de las últimas décadas están manchados por la corrupción, un exmandatario está sentenciado cumpliendo cárcel en una prisión solitaria, otro se suicidó minutos antes de ser capturado por la policía, un tercero está enjuiciado y la fiscalía ha pedido encarcelarlo por 20 años, mientras que un cuarto exmandatario está en proceso de extradición desde Estados Unidos.

Con información de AP.

no te pierdas las 5 del momento

X
×