OpenA
Internacional

¿Qué pasa con los soldados rusos que se niegan a pelear?

¿Qué pasa con los soldados rusos que se niegan a pelear?
Foto: AP

Supuestamente, y de acuerdo con organismos de derechos humanos son victimas de violencia y tortura en cárceles.

Según agencias internacionales, se ha registrado un número de soldados de Rusia que se han negado a participar en el "operativo especial" en Ucrania, mismo que comenzó el 24 de febrero del presente año después de que el parlamento ruso le otorgará a Vladimir Putin poder realizar acciones militares fuera del país.

De acuerdo con dichos medios, aquellos soldados que ya no quieren participar en la Guerra en Ucrania, o que fueron dados de baja por motivos familiares, tendrán efectos como la imposibilidad de salir del país; y supuestamente son víctimas de violencia y reciben torturas en las prisiones.

Además, según organismos de Derechos Humanos y activistas los "objetores" son recluidos en campos de prisioneros y cárceles de la ahora denominada "República Popular de Lugansk", dígase, zonas que no están controladas por Kiev; debido a esto padres de familia han viajado a la región de Donbás para pedir la liberación de sus hijos.

Según un documento presentado por el Consejo Ruso de Derechos Humanos ante la Fiscalía general rusa, los militares rusos encarcelados se encuentran cautivos en Popasna, Alchevsk, Stajánov y Krasnyi, e igualmente podrían estar encerrados en el frente de batalla Svitlodarsk en Donetsk.

Del mismo modo, el texto señala que los jefes militares rechazaron todas las solicitudes de los soldados que no deseaban participar en el conflicto, y tampoco los enviaron de regreso a sus cuarteles en Rusia; por su parte los activistas como el cineasta ruso Alexander Sokurov y el periodista Nikolai Svanidze, aseguran que los soldados encarcelados se quejan de las condiciones del recinto, y acusan que sus superiores ejercen presión psicológica sobre ellos.

"Se trata de delitos contra miembros del Ejército, detenciones ilegales, torturas y tratos inhumanos", se menciona en la denuncia.

Debido a estas presiones, algunos soldados deciden retirar sus solicitudes de no tomar parte del conflicto y regresan a sus misiones de combate en Ucrania.

Cabe señalar que según medios de comunicación, la publicación de informaciones sobre el rechazo de solicitudes de soldados que desean abandonar el "operativo especial" de Putin, y la petición pública de que se liberen a los militares de los campos de prisioneros pueden ser castigados por las autoridades rusas.

El medio de comunicación Verstka, suprimido por las autoridades rusas, desde principios de marzo del 2022 alrededor de 500 soldados se negaron a participar en los combates de Ucrania, y que supuestamente en la actualidad habría 1,793 soldados.

Por otro lado, Serguei Krivenko, defensor de derechos humanos y coordinador de la organización "Ciudadanos y Ejército", hay cada vez más casos de soldados que se niegan a cumplir con su servicio, mismos que son llevados a cárceles de Lugansk.

"Eso es una grave violación de las leyes de Rusia. Un soldado no puede ser detenido sin haberse sometido a un juicio. Solo un tribunal ruso en territorio ruso está legalmente habilitado para emitir un veredicto sobre él", comentó Krivenko.

no te pierdas las 5 del momento

X
×