OpenA
Internacional

Ucrania se prepara ante un nuevo ataque de Rusia

Ucrania se prepara ante un nuevo ataque de Rusia
Foto: AP

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, pidió mas apoyo militar al occidente y a miembros de la OTAN.

Ante un posible ataque luego de que el ejército ruso se preparara con más poderío bélico, las fuerzas ucranianas se atrincheraron en el este por una posible agresión de Rusia.

Los expertos dicen que una ofensiva a gran escala en el este podría comenzar en unos días, aunque quedan dudas sobre la capacidad de las fuerzas desmoralizadas y mermadas de Rusia para conquistar mucho terreno después de que los inspirados defensores de Ucrania repelieron su intento de capturar la capital, Kiev.

El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña informó el domingo que las fuerzas armadas de Rusia buscan compensar las crecientes bajas aumentando el número de tropas con personal que había sido dado de baja del servicio desde 2012. Ucrania tiene la mayor parte de sus fuerzas militares en el este: las estimaciones varían, pero se calculan en decenas de miles.

Los separatistas respaldados por Rusia han luchado contra las fuerzas ucranianas en el este de Ucrania desde 2014 y controlan partes del Donbás, una región industrial en su mayoría de habla rusa. Desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero, sus tropas han bombardeado el territorio controlado por el gobierno. La ofensiva anticipada en el este y el sur podría terminar extirpando una vasta franja de tierra de Ucrania.

El domingo, las fuerzas rusas bombardearon Járkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania, en el noreste, y enviaron refuerzos hacia Izyum, en el sureste, para quebrantar las defensas de Ucrania, dijo el comando militar ucraniano. Los rusos también mantuvieron el sitio de Mariúpol, un puerto clave del sur sitiado durante casi un mes y medio.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, pidió un mayor apoyo militar y político de Occidente, incluidos los miembros de la OTAN que han canalizado armas y equipos militares a Ucrania desde que Rusia invadió.

En su mensaje de cada noche a la nación, Zelenskyy dijo que "la agresión rusa no pretendía limitarse sólo a Ucrania", y que "todo el proyecto europeo es un objetivo para Rusia".

"Por eso, apoyar el deseo ucraniano de paz no es sólo el deber moral de todas las democracias, todas las fuerzas de Europa", dijo. "Es, de hecho, una estrategia de defensa para cualquier estado civilizado".

Mientras tanto, los civiles seguían huyendo de zonas orientales del país ante las previsiones de una nueva ofensiva.

Varios mandatarios europeos se han esforzado por mostrar solidaridad con la maltrecha nación. Zelenskyy agradeció a los mandatarios de Gran Bretaña y Austria por sus visitas del sábado a Kiev, la capital de Ucrania, y las promesas de más apoyo. También dio las gracias a la presidenta de la Comisión Europea y al primer ministro de Canadá por un acto de recaudación de fondos que reunió más de 10,000 millones de euros (11,000 millones de dólares) para los ucranianos que han huido de sus hogares.

Zelenskyy reiteró su petición de que se imponga un embargo total sobre el gas y el petróleo ruso, que describió como las fuentes de la "impunidad y la confianza de Rusia en sí misma".

La agencia de refugiados de la ONU informó el domingo que más de 4.5 millones de personas han abandonado el país desde que inició el peor conflicto terrestre en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Hasta el viernes por la noche, la ONU confirmó 1,766 muertes de civiles en más de seis semanas de enfrentamientos, 630 de ellos en Donbás, aunque reconoció que el número de víctimas probablemente sea mayor.

Zelenskyy dijo que cuando él y el canciller alemán Olaf Scholz hablaron por teléfono el domingo, "enfatizamos que todos los perpetradores de crímenes de guerra deben ser identificados y castigados".

Ucrania culpa a Rusia de presuntas atrocidades contra civiles en Bucha y otras ciudades fuera de la capital donde se encontraron cientos de cuerpos, muchos con las manos atadas y signos de tortura, después de que las tropas rusas se retiraran. Moscú niega haber cometido crímenes de guerra y afirma sin pruebas que las escenas en Bucha fueron son un montaje.

no te pierdas las 5 del momento

X
×