OpenA
Nuevo Leon

Agobian a restaurantes y comercios cortes de agua

Video: El Horizonte Multimedia

Demandan empresarios apoyo del gobierno estatal para sobrevivir; aseguran que consumen menos agua, pero ahora los recibos les llegan más altos.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), lanzó una alerta al señalar que, debido a la falta de agua, el 10% de sus restaurantes afiliados, es decir  2,000 negocios, han tenido que suspender sus actividades temporalmente. 

El presidente de la Canirac en Nuevo León, Daniel García, indicó que el agua es fundamental para cocinar y lavar enseres, por lo cual los restauranteros se han visto en la necesidad de instalar cisternas y contratar pipas, ya que tienen servicio solamente 6 horas al día, como el resto de la población.

Los comercios nuevoleoneses, especialmente los restaurantes y aquellos que ofrecen algùn tipo de servicio de alimento se las están "viendo negras" ante los cortes de agua derivados de la escasez del líquido en Nuevo León, al grado que unos 2,000 han tenido que realizar cierres temporales.

"Hemos tenido que pasar por muchísimas situaciones, ahorita de verdad que es un milagro que estemos sobreviviendo a tantas crisis y ya estamos en una cuerda muy floja, donde siguen ocurriendo estas situaciones.

"Vamos a ver que más restaurantes van a empezar a tronar, entonces, el llamado es que nos apoyen para poder solucionar esta situación", expuso García.

Para solventar la emergencia de falta de líquido sin perder clientes, los restauranteros han tomado medidas que les generan elevados costos adicionales, de hasta $500,000 pesos para instalar cisternas y tanques de almacenamiento o bien $36,000 pesos al mes para comprar pipas de agua que, en algunos casos, se llevan casi toda la ganancia.

El presidente de Canirac informó que los restaurantes pequeños y medianos están comprando por semana una pipa de agua de 18,000 litros, cuyo costo puede ir de $1,800 a $3,000 pesos, por lo que al mes habrán gastado hasta $12,000 pesos.

Sin embargo, los negocios más grandes compran hasta tres pipas a la semana, por lo cual el gasto semanal es de $9,000 pesos y al mes puede subir hasta los $36,000 pesos.

"Varía muchísimo dependiendo del restaurante, pero ahorita, los servicios de las pipas de agua han estado desde $1,800 hasta $3,000, y esa abastece dependiendo el consumo que tú tengas.

"Por ejemplo, un restaurante muy grande ha consumido tres pipas a la semana, tres pipas de 18,000 litros", indicó García Rosales.

Eso significa erogar cantidades en equipamiento que los restaurantes no tenían contemplado, como sistemas de tinacos, cisternas o bombas de presión que cuestan hasta medio millón de pesos.

"He sabido de restauranteros que han invertido desde $100,000 a $500,000 pesos y como $20,000 a $30,000 que les cuesta a los locales pequeños y medianos las cisternas, pero ahorita no tienen ese presupuesto", indicó el presidente de Canirac.

García señaló que lo que apenas estaban ganando tras la pandemia, ahora lo están gastando ante la falta de agua.

"Ahorita lo que estamos viendo es que las sucursales pueden estar llenas y pueden estar teniendo ventas, pero hay que revisar la contabilidad y revisar cuál es la utilidad", explicó el presidente de la Canirac.

Salones de fiesta sufren

Por su parte, Jorge Padilla, presidente del Consejo de Salones Unidos, se quejó de que la falta de agua los ha orillado a realizar inversiones que no tenía previstas.

"El agua es uno de los insumos primordiales y hemos tenido que adaptar nuestros negocios para poder ofrecer un servicio adecuado a los consumidores, lo que nos ha llevado a invertir en cisternas, tinacos y sistemas de bombeo para dar el servicio a nuestros establecimientos.

"Cada negocio que no estaba preparado con este sistema y ha tenido que meter tinacos adicionales, está invirtiendo entre $25,000 a $30,000 pesos bajita la mano, nada más para tener el sistema.

"Ahora, el uso de las pipas también va variando de proveedor a proveedor", consideró Padilla.

Dijo que a estos costos se le suman los destinados a insumos, que también ha aumentado.

"Compañeros que no tenía la preparación para almacenar agua ahora tuvieron que hacer esa inversión y el detalle es que antes te costaba adaptar un sistema $8,000 a $10,000 pesos, pero ahorita se está elevando al doble, si no es que más", remarcó el presidente de Consejo de Salones Unidos.

El pasado sábado 4 de junio, Agua y Drenaje de Monterrey inició el nuevo esquema de racionamiento de agua y sólo brinda servicio de 4:00 a 10:00 horas todos los días.

Con este nuevo esquema se suspendió el programa "Agua para Todos", que dejaba a todas las colonias de la metrópoli un día sin agua a la semana.

La medida se tomó ante la sequía que vive Nuevo León y mantiene los niveles de las presas en índices mínimos históricos.

Y los recibos, altísimos

Según la Canirac y Salones Unidos, aparte de que no tienen agua, los recibos les están saliendo hasta 60% más caros debido al incremento de tarifas que aplicó AyD a quienes consumen más de 10 metros cúbicos (m³) de agua al mes.

Dicho aumento, aprobado el 8 de marzo, consiste en aplicar una cuota de 7% a quienes consuman más de 10 m³ de agua al mes y de 10% a 40% sobre el consumo adicional conforme este vaya creciendo.

En promedio, ambos incrementos son de entre 18% y 50 por ciento. Sin embargo, Canirac afirmó que a ellos les sale aún más alto.

García Robles dijo que de pagar $5,000 pesos en promedio al mes, ahora destinan al recibo entre $7,500 y $8,000 pesos.

Reprochó que esto ocurre cuando incluso algunos restaurantes están gastando menos agua.

"Estamos gastando menos agua y estamos pagando más, entonces es un tema delicado, donde este aumento en la tarifa del servicio del agua ha sido algo que sí nos ha golpeado también", señaló.

 

Etiquetas:
X
×