Local

Arma NL plan para rescatar 30,000 hectáreas de bosque

Arma NL plan para rescatar 30,000 hectáreas de bosque

Presenta gobierno estatal la primera etapa para subsanar 692 hectáreas quemadas en Santiago con una inversión de $72 millones.

El gobierno de Nuevo León informó que va por el rescate de 30,000 hectáreas de sierra, para que vuelvan a captar agua que necesita la zona metropolitana.

Y aunque pareciera que son dos temas que no tienen relación, están muy ligados, pues en las sierras de Nuevo León están gran parte de las cuencas hidrológicas que generan el agua con la que se recargan los mantos freáticos y los ríos que alimentan a las presas, y al quedar el suelo sin vegetación el agua ya no se filtra, sino que escurre y se evapora.

Por tal motivo, la Secretaría de Medio Ambiente ya instrumenta un programa de recuperación de dichas cuencas o cañadas que fueron afectadas por voraces incendios registrados en las sierras del estado en el 2021 y 2022, y que suman 21,000 hectáreas. El primer paso se dará en el municipio de Santiago.

En entrevista con El Horizonte, el titular de esa Secretaría, Alfonso Martínez Muñoz, dijo que el plan consiste en reforestar las cuencas de 30,000 hectáreas de bosque y en formar grupos de trabajo para prevenir y atacar incendios.

En tal plan, señaló, se invertirá $200 millones de pesos que aportará Agua y Drenaje de Monterrey

“Las cuencas hidrológicas, cuando no tienen vegetación, dejan de tener esa función porque el agua no se filtra al suelo, a los mantos freáticos.

“Recordemos que los ríos, por ejemplo, el río Ramos, nace en la sierra donde es Matacanes y esa agua es la que forma el río Ramos; cuando no hay vegetación, el agua no se filtra y entonces esos veneros o esos ojos de agua desaparecen y, por lo tanto, ya no llega el agua a las presas”, explicó el funcionario. 

Ayer, Martínez Muñoz, junto con el gobernador Samuel García, presentaron en palacio de gobierno la “Evaluación de Actividades de Restauración de los Incendios Forestales en la Sierra de Santiago”, que sólo comprende ese municipio.

Tan sólo ahí, se invertirán $72 millones 030,576 pesos, pues es el área más afectada por los incendios registrados en el 2021 y 2022.

En dicho sierra se trabajará en recuperar, en un plazo de cinco años, 692 hectáreas.

“Lo queremos es establecer una coordinación entre las diferentes organizaciones de la sociedad civil, instituciones académicas, empresas, la Comisión Nacional Forestal, el gobierno de Santiago.

“La idea es que tengamos un protocolo de ataque a los incendios forestales y los recursos suficientes para actuar en tiempo y en forma para restaurar las áreas degradadas por los incendios forestales”, dijo ayer Martínez Muñoz. 

Según en recuento periodístico de hectáreas afectadas hecho sobre la base de cifras dadas en su momento por las autoridades correspondientes, las hectáreas dañadas entre los incendios del año pasado y este asciende a 15,715, pero ayer el estado dijo que en realidad, son más de 21,000 hectáreas. 

Pagaría AyD 

Para el caso de la sierra de Santiago, en la conferencia el gobernador señaló que le pedirán al Congreso local etiquetar recursos.

Sin embargo, en entrevista previa Martínez Muñoz comentó que  los $200 millones del programa provendrán de Agua y Drenaje de Monterrey cuya dependencia “ya se está reinventado”, pues ahora no sólo se encargará de procurar y comercializar el agua, sino también de cuidar las zonas donde se genera.

“Estamos definiendo cómo se va a hacer y vamos a esperar la reunión con el Consejo de Administración. 

“Tenemos el costo de lo que sería mantener estas áreas año con año en buen estado, de evitar los incendios forestales, de atacarlos rápidamente, de tener brigadas, guardabosque, de trabajar con las comunidades. Son alrededor de $200 millones de pesos anuales los que se requieren para administrar correctamente estos dos millones de hectáreas que representan las áreas de suministro de agua de Nuevo León tanto en el norte, centro y en el sur del Estado”, indicó el funcionario.

Pide Samuel a Fiscalía actuar contra culpables

placeholcer

Durante la reunión, el gobernador Samuel García pidió a la Fiscalía General de Justicia dar celeridad a la denuncia presentada en contra de quienes provocaron los incendios forestales en la Sierra de Santiago.

Además, hizo un llamado para generar conciencia y para señalar que se actuará firme en la prevención de estos siniestros.

“De qué sirve aumentar la pena, de qué sirve aumentar los supuestos de omisión o negligencia, daño en propiedad ajena, daño en área natural si no hay acción; ya pasaron cuatro meses y yo no he visto una multa, no he visto una carpeta, no he visto periciales, nada.

“Cómo queremos poner el ejemplo como autoridad de que ya no se puede quemar basura ahí si no pasa nada, y lo peor es que si no pasa nada va a haber otro incendio el año que entra y luego andamos de última hora viendo cómo reparar el daño terrible que le hicieron a la Sierra”, mencionó García. 

El mandatario estatal también señaló que en el presupuesto del 2023 el Congreso tiene que etiquetar recursos de los impuestos verdes a la reforestación, a campañas y que el impuesto al agua sirva para rehabilitar las cuencas.

Los incendios 

En el 2021, por lo menos cuatro grandes incendios acabaron con 12,500 hectáreas de bosque; el más grande fue el que inició el 16 de marzo en Arteaga, Coahuila, y acabó con 8,500 hectáreas de vegetación.

Mientras que en este año, el 14 y 24 de marzo, se registraron dos incendios que consumieron 3,215 hectáreas, también en Santiago.

Uno de los incendios que más afectó a la Sierra Madre Oriental, fue el que se reportó el 16 de marzo de 2021 en los límites de Nuevo León y Coahuila. 

Dicho siniestro inició en la zona conocida como “La Pinalosa” en el municipio de Arteaga del vecino estado, mismo que ingresó por Santiago al colindar por San José de Las Boquillas. 

De acuerdo con datos oficiales, el fuego consumió alrededor de 8,500 hectáreas, llevándose en su paso más de 100 viviendas y cabañas de comunidades como El Chupadero, El Cilantrillo, El Roble, El Venadito, el Vergel, El Saucito, La Jacinta, La Peñita, Las Adjuntas, Las Lichas, Las Tablas, San Antonio, San Isidro, San Sebastián, Santa Cruz y Terreros. 

Previo a este voraz siniestro, el 13 de marzo en la entidad ya se combatía tres incidentes que se presentaron en Galeana, en la comunidad ejido de Labradores, La Trinidad y en el ejido La Cuesta. 

Sin embargo, el que dañó más la sierra fue en La Trinidad, que afectó 2,200 hectáreas. 

Luego, el 18 de marzo de ese mismo año se reportó otro incendio en la comunidad El Puerto en Rayones, aunque este tuvo una afectación de solo 30 hectáreas. 

Pero, este no fue el único incendio que afectó a la urbe, sino también se presentó otro más en el ejido Santa Rosa en los límites de Iturbide y Linares el 24 de marzo de 2021 que dejó estragos en más de 1,100 hectáreas. 

Este incidente se registró en las comunidades de Rancho Viejo y la Palma. 

Posteriormente, el 11 de abril se registró fuego en la comunidad El Milagro en San Luis Potosí pero que se expandió hacia la Sierra de El Cabrero en Doctor Arroyo del lado de Nuevo León. 

En este también se afectaron más de 1,000 hectáreas, provocando que los cuerpos de auxilio establecieran un perímetro de seguridad en las zonas cercanas como Presa de Maltos, San Ignacio y San Isidro. 

Tal fue la situación que el 19 de abril se emitió la declaratoria de desastre por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

 


ADS

×
*/