Local

Aumenta en 7 años 60% agua no contabilizada en el estado

Expertos y diputados avalan operativos, pero piden mano dura para quienes no pagan el agua.

Una investigación de El Horizonte pone al descubierto un fenómeno de creciente hurto de agua, que surge en medio de la peor crisis de agua que ha padecido Nuevo León, a cuya población se le está recortando el suministro 18 horas al día.

El agua que no se cobra en Nuevo León, y que incluye agua robada por tomas ilegales, fugas o medidores mal calibrados, se disparó en los últimos siete años al aumentar más de 60%, según cifras de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD). De esta cantidad, específicamente, el líquido que usuarios se roban por tomas clandestinas creció en más de 16% en el mismo lapso.

Ante ello, diputados y expertos aplauden las medidas que en los últimos días ha emprendido el gobierno del estado de clausurar ranchos que se están robando el agua, pero hacen un llamado a extenderlo también con las tomas clandestinas que existen en la urbe regia.

Datos proporcionados por AyD revelan que en el 2015, se consumieron 410 millones 257,080 metros cúbicos (Mm³) de líquido, de los cuales, según los reportes “Avance de Gestión Financiera” el 29.7%, fueron “Agua No Contabilizada” (ANC), es decir, 121 millones 928,404 metros cúbicos.

Para el 2021, el consumo fue de 501 millones 863,904 metros cúbicos y la ANC fue el 40% lo que equivale a 198 millones 989,037 metros cúbicos. Por lo tanto, el aumento entre 2015 y el 2021 fue de 63 por ciento.

El concepto ANC se refiere a las fugas, tomas clandestinas y los medidores mal calibrados. Generalmente, el 10% de la ANC son tomas clandestinas o robo directo de agua.

El 10% de la ANC en el 2015 fueron 12 millones 192,840 m³ y para el 2021 subió a 19 millones 898,903 m³, lo que es un incremento de 16 por ciento.

Expertos como el hidrólogo Alfredo González remarcan que debido a la crisis que se vive actualmente, la problemática se va a agudizar, mientras legisladores pidieron sancionar a quienes llevan a cabo estos robos.

González resaltó que se debe actuar contra “grandes y chicos” para disminuir el robo y desperdicio de agua.

“Estamos hablando que al secarse la presa La Boca y al secarse la presa Cerro Prieto y al tener fugas en el acueducto de El Cuchillo, estamos hablando que ese problema minimizó el abasto de agua de 14,000 litros por segundo, quítele 4,500, estaríamos hablando de 9,500 l/s que es lo que se tiene”, explicó González.

Señaló que esa agua no contabilizada ha agudizado el problema de desabasto

“Y el huachicoleo, pues como la gente que tiene cinco a seis personas de familia les incrementaron la tarifa huachicolean en las zonas vulnerables”, indicó el especialista.

En tanto, la integrante de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Congreso local, la diputada de Movimiento Ciudadano, Brenda Sánchez, reconoció las acciones de las autoridades en el operativo que realizó en la zona citrícola, no obstante, conminó a que se extiendan en todo el estado.

“Es muy acertado el procedimiento que se llevó por medio del operativo y tecnología para descubrir cuáles son los afluentes, que están siendo extraídos del vital líquido, es importante que se haga un recorrido en la presa El Cuchillo, en todos los ductos para evitar que más personas o empresas estén extrayendo el vital líquido.

“¿Qué se puede hacer en este momento? Las personas que están haciendo este tipo de acciones deberían de iniciárseles un procedimiento, una denuncia”, subrayó la legisladora.

El pasado 8 de junio, El Horizonte dio a conocer que de este porcentaje, el 10% corresponde a lo que se roban en tomas clandestinas, que equivale a 17.7 Millones de metros cúbicos (Mm³) de lo que consume anualmente la entidad.

Líquido no contabilizado equivale a 5 presas La Boca

El agua no contabilizada actual equivale a cinco veces la presa La Boca, que tiene capacidad de 39 millones de metros cúbicos (Mm³) y a un 66% de la presa Cerro Prieto, a la que le caben 300 Mm³.

Cabe precisar que el pasado 8 de junio, El Horizonte dio a conocer que de acuerdo con información que brindó el director de Agua y Drenaje, Juan Ignacio Barragán, en la entidad se tienen detectadas 160,000 tomas clandestinas, las cuales se ubican principalmente en zonas irregulares, posesionarios y quintas.

Tras revelarse estos datos, el domingo el gobierno estatal notificó de la desarticulación de seis ranchos que “robaban” agua de la presa El Cuchillo y se aseguró uno de ellos en Los Ramones.

Se agudiza desabasto

El hidrólogo Alfredo González señaló que el agua no contabilizada ha agudizado el problema de desabasto.

“Y el huachicoleo, pues como la gente que tiene cinco a seis personas de familia les incrementaron la tarifa huachicolean en las zonas vulnerables”, indicó el especialista.

En tanto, la integrante de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Congreso local, la diputada de Movimiento Ciudadano, Brenda Sánchez, reconoció las acciones de las autoridades en el operativo que realizó en la zona citrícola, no obstante, conminó a que se extiendan en todo el estado.

“Es muy acertado el procedimiento que se llevó por medio del operativo y tecnología para descubrir cuáles son los afluentes, que están siendo extraídos del vital líquido, es importante que se haga un recorrido en la presa El Cuchillo, en todos los ductos para evitar que más personas o empresas estén extrayendo el vital líquido.

“¿Qué se puede hacer en este momento? Las personas que están haciendo este tipo de acciones deberían de iniciárseles un procedimiento, una denuncia”, subrayó la legisladora.

El pasado 8 de junio, El Horizonte dio a conocer que de este porcentaje, el 10% corresponde a lo que se roban en tomas clandestinas, que equivale a 17.7 Millones de metros cúbicos (Mm³) de lo que consume anualmente la entidad.

 

ADS
Etiquetas:
×