OpenA
Nuevo León

Bloqueo a ducto del río Pánuco agravó crisis del agua en NL

Bloqueo a ducto del río Pánuco agravó crisis del agua en NL
Foto: Especial

Personajes ligados con IP, Fernando Elizondo y Eugenio Clariond, frenaron obra que hubiera evitado polémica de llevar cerveceras al sur.

Personajes ligados a la iniciativa privada fueron responsables, hace siete años, de criticar al proyecto Monterrey VI por fines políticos y económicos, con lo cual provocaron que no se realizará y a raíz de eso Nuevo León no tiene agua.

Estos personajes, quienes son el exgobernador, Fernando Elizondo Barragán, y el empresario, Eugenio Clariond Reyes, están relacionados con la Iniciativa Privada, la cual actualmente está en medio de la polémica justamente por la falta de agua.

Elizondo Barragán, quien en el 2015 era candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura y Clariond Reyes, entonces presidente del Fondo Metropolitano del Agua, presionaron para que no se construyera el acueducto que traería agua del río Pánuco, argumentando que no era necesario.

Ante esto, voces como la del diputado local de Morena, Waldo Fernández, lamentaron que en su tiempo los intereses de unos “políticos y aristócratas” hayan suspendido un proyecto que, de haberse realizado, los regiomontanos no estarían sufriendo actualmente por la falta de agua.

“Nos alcanzó la politización indebida de un grupo de aristócratas y políticos aristócratas sin sensibilidad, políticos que piensan en pesos y centavos, piensan que el gobierno es una empresa que tiene que tener rentabilidad económica y no lo que es.

“Con este proyecto y con otros, hay que poner sobre la mesa que este proyecto te iba a dar para 20 ó 25 años, pero ya tendrías que estar en otro proyecto, la presa Libertad y otros”, señaló Waldo Fernández.

En 2015, Elizondo dijo que Monterrey VI era innecesario e inaceptable porque no se requería más agua.

“(Monterrey VI) Es un proyecto innecesario, con los propios números de Agua y Drenaje se demuestra que tenemos agua suficiente para muchos años, todavía si la manejamos responsablemente y hacemos lo que nos corresponde hacer con nuestra Cuenca”, afirmó.

En tanto, Clariond influyó en contra de su realización al indicar que no se necesitaba esa agua, al menos en el futuro previsible, ya que sería una inversión “nefasta”

“No necesitamos esa agua, no al menos en el futuro previsible, sería una inversión nefasta", afirmó.

A la distancia, el diputado morenista dijo que no se puede permitir más este tipo de actitudes en la vida pública.

“El gobierno es un espacio político donde tiene que haber rentabilidad social… si bien había aseveraciones de corrupción en el proceso, eso se pudo haber investigado, pero todo mundo se subió a la politización.

“En su momento pidieron ellos que se cancelara este proyecto tan importante, que hasta el momento creo es el único proyecto que garantiza la viabilidad del estado de Nuevo León”, agregó Fernández.

Por su parte, el líder de Vertebra, Gilberto Marcos, coincidió que este proyecto de Monterrey VI y analizar otros más en aquellos tiempos hubiera evitado la crisis actual.

Pero en este caso las protestas contra este vinieron principalmente por sobrecostos en el proyecto, sin embargo, apuntó que se puedo haber analizado de mejor manera la situación, en lugar de solo dar marcha atrás.

“Se hubiera evitado una crisis como la que tenemos, las protestas vinieron por los sobrecostos, costaba originalmente $14,000 millones de pesos, luego la subieron a $21,000 y la obra dio un brinco a $70,000 millones de pesos, eso fue el detonante para la protesta.

“(También se debió) Haber iniciado la exploración de pozos someros y profundos de la región, había (otros) pasos”, dijo el líder de Vertebra.

no te pierdas las 5 del momento

Etiquetas:
X
×