OpenA
Nuevo León

¡Hecho pedazos! Drenaje en urbe regia, al borde del colapso

¡Hecho pedazos! Drenaje en urbe regia, al borde del colapso
Foto: cortesía

Expertos afirman que deterioro en red se debe a crecimiento urbano desordenado y falta de renovación de la infraestructura

Monterrey, Nuevo León.-La red de drenaje sanitario de la zona metropolitana de Monterrey está casi inservible, pues más de la mitad ya rebasó su vida útil, lo que se traduce en miles de fugas de aguas negras que contaminan al subsuelo o que invaden viviendas y agobian a los ciudadanos con pestilencia e inundaciones.

¡Hecho pedazos! Drenaje en urbe regia, al borde del colapso

Al respecto, la paraestatal Agua y Drenaje de Monterrey (AyD) reconoce que esto se debe, entre otros motivos, a que nunca había existido una programa de constante renovación y mantenimiento de tuberías de drenaje, mientras que expertos en ingeniería civil agregan que también se debe al crecimiento desordenado de la ciudad.

¡Hecho pedazos! Drenaje en urbe regia, al borde del colapso

Según la dependencia, en Nuevo León existen 16,000 kilómetros de drenaje sanitario de los cuales 9,000, es decir, en 56%, fueron instalados desde los años 50´s, 60´s y 70´s y son de materiales como barro o concreto que no duran más de 40 años funcionando.

Al tener algunos de estos 9,000 kilómetros hasta 70 años de antigüedad, 900 kilómetros ya están fuera de vida útil y 100 kilómetros de plano están colapsados.

"Son tubos anteriores al año 1995, eso es importante porque esos tubos de antes de 1995 eran tubos de concreto o barro que se deterioran relativamente rápido que duran entre 30 a 40 años máximo", puntualizó a El Horizonte el director de AyD, Juan Ignacio Barragán.

Esta situación ha derivado en que un día y el otro también, AyD reciba cientos de quejas de fugas de aguas negras en las arterias de la ciudad.

Según registros recientes, del 2019 a la fecha, se han recibido 51,000 quejas de fugas de aguas negras. Es decir, al año son 17,000 quejas y al día 47.

Las quejas provienen principalmente de zonas de mayor antigüedad como los cascos municipales de la metrópoli y el Centrito Valle, en San Pedro.

De hecho, esas 17,000 quejas representan el 80% de las denuncias que recibe la empresa al año lo que significa que eso acapara gran parte de la labor de las cuadrillas de la paraestatal.

"El 80% de los reportes, varía según el municipio, por ejemplo en Guadalupe el 90% de los reportes, es por problemas en drenaje sanitario. Nosotros ya tenemos un mapa, de donde son la mayoría de las quejas y queda muy claro que casi todas son en las partes antiguas, el centro de Guadalupe, de Monterrey, San Nicolás, el Centrito Valle por ejemplo, porque son tuberías que tienen 60 a 70 años, esas ya están bien colapsadas", sostuvo Barragán.

En tanto, el expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado, Raúl Salinas, indicó que si el sistema está colapsado se debe tanto a la falta de mantenimiento, pero también de extensión y expansión porque en la ciudad han proliferado los condominios y la capacidad sigue siendo la misma. Por lo tanto, urgió a implementar un programa de mejoramiento y mantenimiento de la red.

"En las colonias se han construido edificios que no estaban programados dentro de la red de drenaje sanitario, entonces las redes de drenaje se han sobrecargado y brotan aguas negras por todos lados, por falta de mantenimiento y por exceso de cargas de drenaje", apuntó el urbanista.

Pero como si no fuera suficiente que la red de drenaje es añeja, otros dos motivos importantes que provocan fugas de aguas negras es que los usuarios conectan sus aguas pluviales al drenaje sanitario lo cual "es ilegal".

Es decir, Barragán indicó que es común que el agua de lluvia de los techos y patios se vaya al drenaje y eso genera una sobrecarga cuando deberían de existir "pozos de absorción" en cada domicilio.

A ello se le suma, el arrojo de material que tarda en descomponerse y genera tapones en el drenaje como las toallas sanitarias y toallitas húmedas.

"La gente tira drenaje pluvial en las alcantarillas de drenaje sanitario y eso es una irregularidad, de hecho hasta ilegal, pero la gente lo hace en la mayoría de los casos por falta de conocimiento.

"O sea el patio de su casa lo conecta al pluvial, al drenaje sanitario, y eso hace que muchas veces a va en el drenaje sanitario, se va cascajo, piedras que daña mucho las tuberías y eso genera tapones", explicó Barragán.

...Y las fugas son constantes

¡Hecho pedazos! Drenaje en urbe regia, al borde del colapso

Pasan los días y las fugas de drenaje sanitario en Nuevo León se convierten en un caos en las colonias y hasta en las casas.

De los reportes que atiende Agua y Drenaje de fugas de aguas negras, al poco tiempo vuelven a brotar, creando un foco de infección y considerables inundaciones, denuncian vecinos.

En dos colonias del municipio de Monterrey y que sólo las separan 2.4 kilómetros de distancia, tienen la misma problemática de cada mes: brote de aguas negras.

La primera de ellas se ubica en una alcantarilla justo afuera de un condominio de la calle Filósofos.

"Es un problema de siempre, empezó de nuevo el jueves y hablamos con Agua y Drenaje, pero solo vinieron hicieron como que arreglaron y se fueron", dijo el encargado de mantenimiento, Javier Cadena.

Además, el señor indicó que al menos hay cinco inquilinos de la planta baja que no pueden realizar sus necesidades, ni lavar platos o incluso bañarse.

"Toda la planta baja tiene el drenaje tapado por esta fuga, ya tenemos siete reportes nuevos y no han venido, es la primera vez que tenemos ese problema", recalcó Javier Cadena.

El agua del drenaje comienza a brotar en demasía por las mañanas, y corre por la calle Filósofos hacia el norte, pasa por Bachilleres y se estanca en un charco en la avenida Garza Sada.

También la colonia Altamira corre con la misma suerte con esta problemática que años atrás no ha sido solucionada.

De la calle de Enrique Herrera hasta Alfonso Reyes y su cruce con María Guadalupe se acumuló el agua negra que casi la convierte en una alberca.

El señor Arturo vive en la esquina de la avenida y la calle de Enrique Herrera; su casa ya está "inundada" en un hedor fétido.

"Siempre huele feo, ya ni se puede vivir ahí. Es un tema de nunca acabar, siempre vienen hacen como que arreglan y ya no regresan", dijo iracundo.

De acuerdo con el organismo, a Nuevo León le costaría $160 millones de pesos solucionar 9,000 tubos de más de 40 años de existencia.

×