OpenA
Nuevo León

Otro pecado del 'Clan Coahuila', abatir los logros escolares

Otro pecado del Clan Coahuila, abatir los logros escolares
Foto: cortesía

Padres de familia señalan que exsecretaria de Educación actuó de manera "perversa". El estado cae del primer lugar nacional en nivel académico al octavo

Surge un nuevo "pecado" del llamado "Clan Coahuila", esta vez se trata de la afectación en el rendimiento académico de los niños de Nuevo León, además del desmantelamiento de una de las escuelas de excelencia académica del estado, la cual llegó a ser considerada la mejor del país.

Otro pecado del Clan Coahuila, abatir los logros escolares

Y es que en su paso por la Secretaría de Educación de Nuevo León, el grupo de exfuncionarios oriundos de Coahuila no sólo desvió millones de pesos de acuerdo a la Auditoría Superior Federal, también tumbó los niveles educativos que siempre habían distinguido a este estado.

Además, estos excolaboradores del exgobernador Jaime Rodríguez ‘‘El Bronco’’, debilitaron hasta volver inoperante a la escuela que impulsaba a los niños de más alto coeficiente intelectual y que fue considerada en su momento la mejor del país.

A esta escuela le modificaron el perfil y prácticamente la desaparecieron, lo cual provocó que los padres de familia recurrieron a un amparo que no fue respetado por María de los Ángeles Errisúriz, titular de Educación en ese entonces y cabeza del “clan”.

Esta omisión podría traerle consecuencias jurídicas a la exfuncionaria estatal.

Otro pecado del Clan Coahuila, abatir los logros escolares

Con la llegada de Errisúriz a la dependencia empezó la “decadencia” educativa del estado, pues la más reciente prueba Planea que data del 2019 reporta que el 53% de los niños de tercer grado de secundaria tiene conocimiento “insuficiente” de matemáticas y sólo el 28% suficiente y el resto tiene conocimiento “intermedio”.

Esta situación ya se venía gestando desde el 2018 con la prueba Índice de Cumplimiento de Responsabilidades de Estatales (ICRE) de la organización Mexicanos Primero, donde se indica que sólo el 40% de los niños de Nuevo León de sexto de primaria y tercero de secundaria tenían conocimientos suficientes en matemáticas.

Con estos indicadores, según la prueba Planea de la SEP, Nuevo León se coloca en octavo lugar educativo, por debajo de Coahuila, Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Baja California Sur, Estado de México y Zacatecas.

Según la misma prueba, en el 2005, el estado tuvo el primer lugar tanto en matemáticas como en español.

En esta última prueba, se reveló que en el estado el 28% de los niños tiene conocimiento apenas "suficiente" de “lenguaje y comunicación”y el resto “insuficiente”.

 Y desaparece el CARA

Otro pecado del Clan Coahuila, abatir los logros escolares

El 9 de julio del año pasado, Errisúriz le dio “la estocada final”al Centro de Alto Rendimiento Académico (CARA), que atendía a 550 niños de intelecto superior al promedio.

También se hacían evaluaciones para aceptar niños que tuvieran un coeficiente intelectual por encima de los 130 puntos, cuando el promedio de un niño regular es de 80 a 100 puntos.

Desde que llegó al cargo, según padres de familia y exdirectivos, “por falta de visión y fines perversos” Errisúriz mandó el proyecto al Programa de Educación Especial de la dependencia que está enfocado a atender a niños con discapacidad.

Además acabó con las evaluaciones y hoy los menores de reciente ingreso no cumplen con ese perfil.

El impulsor de este proyecto, Juan José Quintero, asegura que el mandar el proyecto a Educación Especial desembocó en cambiar maestros y programas educativos, lo cual derivó en la caída de los niveles educativos.

Una cara exitosa

El CARA abrió sus puertas en 2014 con la finalidad de que los niños con alto IQ (coeficiente intelectual) tuvieran una escuela que desarrollara sus potencialidades.

Desde entonces, ganó medallas de oro en las olimpiadas nacionales e internacionales de matemáticas, física y química.

En el 2016, obtuvieron el puntaje más alto de todas las escuelas del país, según registros.

Pero, aun así, se cambió el sistema, se despidió a los profesores especializados y se “destrozó”, el proyecto.

“Se cuestionaba mucho el trabajo nuestro para finalmente entregárselo a Educación Especial, pero lo que se estaba haciendo era seguir un esquema donde, entre comillas, todo estaba igual; entonces eran las mismas materias los mismos profesores.

“O sea una solución muy simplista o si lo entendía bien, muy perversa ¿no? Porque ahí no iban a recibir atención y vas a romper con una atención que está funcionando. Una decisión de ese tamaño puede ser por ignorancia o perversión”, dijo Juan José Quintero, impulsor del proyecto.

Alzan la voz

Padres de familia manifestaron sus preocupaciones por el cambio de programa en CARAS.

“Queremos saber cómo va a terminar este ciclo escolar, siendo que ellos pasan a la preparatoria. Nos ha afectado, puesto que al terminar este ciclo escolar pasado, educación especial entró a la escuela.

“Educación especial no está facultado para atender alguna escuela, ellos más que nada atienden a niños con discapacidad, a niños con falta de motricidad, o bien, niños con otras atenciones, niños especiales”, señaló Rosa Idalia Garza, madre de familia

Por su parte, Diozeline Velázquez, presidenta del Consejo de Participación Social del CARA, dijo que “no se nos escuchó cómo se debería, no se nos dio la atención que nuestros hijos necesitaban y nos llevó a promover ante las autoridades federales un juicio de amparo para proteger a nuestros hijos.

"Desafortunadamente es un juicio que está con las autoridades federales, va bien, va en tiempo, estamos esperando una notificación de un requerimiento que está haciendo la autoridad federal a la secretaria de Educación", señaló Velázquez.


X
×