OpenA
Local

Pide Samuel a la población bajar el consumo del agua

El mandatario estatal explicó que Nuevo León es uno de los estados que más consume agua, por arriba del promedio mundial y del país.

El gobernador de Nuevo León, Samuel García, pidió a todos los sectores de la población un “cambio de chip” sobre el agua.

El mandatario hizo un llamado a verdaderamente “crear conciencia” sobre el agua y poner de nuestra parte para reducir el consumo, incluso desde el ámbito personal, modificando nuestros hábitos y patrones de consumo, para realmente gastar menos..

Samuel García pidió “entender que el mundo vive una crisis climática”, la cual está generando sequía en diversas latitudes del planeta -como Estados Unidos o Europa-, y que en nuestro país también se vive como una “emergencia por sequía severa”, fenómeno ante el cual los ciudadanos no podemos quedarnos de brazos cruzados.

Además, anunció que su administración se pondrá más estricta en el combate al desperdicio, aplicando con más rigor multas, sanciones y reductores; e incluso dijo que buscará una nueva fórmula para calcular la tarifa de agua, donde se castigue con aún más costo el consumo excesivo. 

El mandatario aseguró que Nuevo León es de los estados que más consume agua en el país, con 160 litros diarios por persona, contra los 90 a 120 litros del promedio nacional, y San Pedro y Santiago destacan por triplicar esta cifra, con consumos arriba de los 300 litros por persona.

“Hay municipios inclusive que consumen el triple del promedio nacional y me refiero puntualmente a San Pedro y a Santiago, ahí se dan el lujo de tirar, de desperdiciar el agua y a esto le tenemos que entrar todos parejo”, dijo durante un mensaje desde su oficina.

También pidió reflexionar en que la regadera es donde más se consume líquido, pues tan sólo una ducha de 10 o 20 minutos puede significar un gasto de 200 litros de agua.

“Hay segmentos que subir un peso la tarifa sería un crimen, pero hay otros y a esos les quiero dirigir el siguiente mensaje: que para ellos la tarifa es exageradamente barata, el agua está regalada, tenemos que buscar una tarifa progresista para que a nadie se le ocurra tirarla, y para dejar de tener un agua que para un segmento sea tan barata, que no le duela en el bolsillo.

“Por eso vendrá todo un sistema también de cuidado, de sanciones, de multas y de reductores, porque no por ser pudiente tienes el derecho o privilegio de tirar el agua que a otros les falta”, agregó García.

Por su parte, la industria debe dejar de consumir agua potable y migrar al agua reciclada, y el sector agrícola migrar a procesos productivos “mucho más eficientes donde no se tire agua que hoy ocupa el ser humano”.

El gobernador destacó que la crisis por falta de agua y temperaturas excesivas no es exclusiva de Nuevo León, y ni siquiera de México, pues Estados Unidos y varios países de Europa enfrentan situaciones similares.

Recordó que a través del Plan Maestro para garantizar el agua de Nuevo León hasta el 2050 se están dando los pasos necesarios para salir de la crisis, y aseguró que no descarta ningún proyecto.

“No vamos a descartar ningún proyecto, se analizará el tema de El Pánuco, de El Pajonal, de la presa Vicente Guerrero y vamos a analizar todas las posibles fuentes, incluyendo para mí, la que será la del futuro: la fuente inagotable de la desalinización del agua y aquí a cientos de kilómetros poder traer de la laguna madre de Matamoros, agua potable a la ciudad de Monterrey”, señaló García.

Agregó que “fue y es sin duda la peor crisis que ha vivido el estado, pero saldremos de ella”.


ADS

Etiquetas:
×