Local

Piden bajar impuesto verde: dispara costo de vivienda

Foto: Olivia Martínez
Foto: Olivia Martínez

Aseguraron que el sector está muy afectado: del 2015 al 2022 la construcción de vivienda económica cayó un 88 por ciento.

Representantes de Camara Nacional de Vivienda, de la Cámara de Propietarios de Bienes Raíces (CPBR) y del Clúster de Vivienda acudieron al Congreso de Nuevo León para pedir que para el 2023 se baje la tasa del impuesto verde.

Como se sabe, ese impuesto se aplica a las empresas por contaminación en la explotación de materiales pétreos y se basa en las emisiones que excedan los límites máximos permitidos.

Los representantes del sector viviendero argumentaron que ese impuesto creado en el primer año del gobernador Samuel García ha traído perjuicios, ya que saca de la competitividad a las empresas del ramo y provoca que el precio final por vivienda se encarezca 20 por ciento, de modo que los sectores más necesitados no pueden comprar una casa, ni adquirir materiales para construir una por su cuenta.

El presidente de la Canadevi local, José Roberto Ortiz; el presidente de la CPBR, Mauricio Navarro, y el representante del Clúster, Antonio Ramón, entregaron la petición por escrito en la Oficialía de Partes.

Aseguraron que el sector está muy afectado: del 2015 al 2022 la construcción de vivienda económica cayó 88 por ciento.

Pero lo más dramático es que en este 2022 sólo se van a construir 3 mil casas económicas, en abierto contraste con el año 2015, cuando se hicieron realidad hasta 20 mil viviendas modestas.

Actualmente, la tasa del impuesto es de 1.5 UMAS por metro cúbico, pero la petición del sector es que para el Presupuesto del 2023 baje a 0.6 UMAS.

'A la gente, las casas más económicas que no llevan tantos acabados y cosas de ésas les pega alrededor de 20 por ciento, entonces a una gente que la casa más económica vale 400- 500 mil pesos, un 20 por ciento son 100 mil pesos más. Mucha gente tiene su dinero guardado en el Infonavit, pero no le alcanza', sostuvo Ortiz Ramones.

Y aclaró: 'Estamos a favor del impuesto, pero ¿qué pedimos? Un impuesto razonable, los estados vecinos cobran hasta 2-3 veces menos que lo que se está cobrando ahorita aquí'.

Aseguró que el monto recaudado por el gobierno estatal en el impuesto verde es superior a lo que la misma autoridad proyectaba.

'El gobierno tenía un presupuesto que iba a a cobrar alrededor de 400 (millones de pesos) y en el informe del señor gobernador él comentó que llevaban 732, que iban a cobrar alrededor de mil millones de pesos, o sea son 2 veces más, 2.5 veces más', aclaró. 

El tema está en la mesa.

'La petición de nosotros es que se revise que se ponga un impuesto competitivo, igual que los estados vecinos, alrededor de 0.6', demandó.

'Si no defendemos a este sector, si no le damos salida de vivienda, nos va a pasar lo que hace mucho, en donde empezaron a invadir terrenos, a invadir ríos, a invadir los pedazos de los cerros y va a haber más asentamientos de gentes, recuerden que anualmente vienen (de otras partes del país) 120 mil personas por año. Nosotros queremos poner una alerta para ayudar a la gente', expresó.

Afirmó que están en los mejores términos con el gobierno estatal y hace un año hubo un acuerdo para aplicar la reducción, pero se congeló.

ADS
×