Local

Su amor por la arquitectura lleva a regio a publicar libro

Adrián Machuca cumple sueño de editar volumen para promover la valiosa arquitectura de Monterrey, así como incentivar a arquitectos a pensar en su herencia.

Adrián Machuca tiene apenas 30 años, y ya está dejándole un “legado” a su querido Monterrey: un libro para promover y apreciar la buena arquitectura que tiene esta metrópoli.

Y es que Adrián, arquitecto y fotógrafo apasionado de esas dos profesiones, no sólo busca presumir a Nuevo León y compartir el orgullo que siente por esta ciudad, sino que es de los que creen que los arquitectos juegan un papel clave al definir el paisajismo urbano y “crear” la propia ciudad con sus construcciones, así que los invita a que “se la crean” y busquen dejar “un legado” con sus obras.

“La arquitectura es lo que vivimos diariamente y es lo que crea la ciudad”, manifestó Machuca, en entrevista con El Horizonte.

Y además, reflexionó sobre la importancia de dejar una arquitectura valiosa, por lo que apuntó: “Es todo lo que nos rodea, y es algo que no está para estar un par de años, sino para ser perpetuo”.

Pero hace unos años este joven regiomontano no sabía cómo dejar su “legado”, hasta que un día, en el pleno encierro de la pandemia, le llegó la inspiración: se propuso contactar a los mejores despachos de arquitectura de Nuevo León para armar juntos un proyecto de difusión de sus obras, donde él mismo tomaría las fotos, aprovechando su gusto por ese oficio y su “ojo artístico”.

placeholcer

Adrián pensó primero en hacer una obra multimedia, a difundirse en redes sociales, hasta que uno de los arquitectos “consolidados” le hizo ver que dejar un impreso era el mejor legado que podía realizar, porque lo impreso “es lo que verdaderamente perdura”, al ser un objeto físico, que es “real” -al igual que la arquitectura-, con un halo de permanencia que lo digital sencillamente no tiene.

Fue entonces cuando se planteó cumplir ese gran sueño: publicar un libro en formato grande, de pasta dura y con buenas fotografías, sobre la nueva y valiosa arquitectura regia.

“Ahí (en la pandemia) me nació la idea de transmitir un mensaje a esta ciudad, quise hacer que las personas reflexionaran sobre qué estamos dejando de legado a Monterrey, qué es lo que realmente queremos para esta ciudad.

placeholcer

“Se invitaron a 25 despachos de arquitectos a participar, seleccionando ellos mismos su ‘proyecto legado’, nosotros fuimos a documentar la obra, tomando fotografías y video, con un dron… Se vuelve más interesante cuando ellos (los propios despachos) te cuentan por qué su obra es un ‘legado’”, puntualizó Machuca.

Como financiar un libro no es fácil para una persona sola, Machuca buscó apoyo de patrocinadores que creyeran en su proyecto, pero también de escritores, y así dio con el historiador y cronista de Monterrey, Leopoldo Espinosa Benavides, quien lo apoyó con un texto que permitiera entender el pasado y, por ende, el presente de la arquitectura regia y norestense.

Adrián Machuca afirma que, pese a lo grande del reto, nunca perdió la fe en que su proyecto se cristalizaría.

“Siempre tuve la creencia de que un buen proyecto encuentra como financiarse”, aseguró.

De igual forma, reconoció que hubo momentos en los que parecía que su esfuerzo no iba a ser suficiente.

placeholcer

“Bueno, en momentos llegas a pensar en tirar la toalla, pero en esos momentos pensaba que la solución era mantener la cabeza en alto y estar enfocado en mi objetivo”, enfatizó.

El libro, titulado justamente El Legado, está por ver la luz el próximo mes de noviembre, y será presentado en el Museo Marco por su autor y quienes se volvieron sus colaboradores.

Adrián espera que con este “legado”, más arquitectos se inspiren en torno a hacer trabajos más valiosos, y no solamente “cumplidores”.

“Que el libro sirva para aplaudir el trabajo de los que están haciendo cosas buenas para la ciudad, y que también sirva de reflexión para quienes pudieran hacer cosas mejores”, afirmó Machuca.

El libro, de más de 300 páginas y unas 480 fotografías tomadas por el propio Machuca, documenta obras arquitectónicas de todo tipo, desde residencias, edificios departamentales y de sus mixtos, hasta escuelas y gimnasios.

Incluye construcciones como Torres Obispado, que en este momento es la más alta de la ciudad, Magma Towers, la Torre Histórica del centro, el Proyecto de los Laboratorios de Fundidora, el Gimnasio Nuevo León, el corporativo de una empresa de farmacias, instalaciones de una universidad privada, la Capilla Fuego Nuevo en Carretera Nacional y hasta un centro comercial de la zona sur.

Adrián espera que si le va bien con este libro, publicará más volúmenes para incluir a más obras, pues reconoce que hay otras construcciones valiosas que faltan por reconocerse y difundirse.

Su mayor anhelo es que El Legado contribuya a avivar el entusiasmo por la apreciación arquitectónica y la realización de más y mayores obras que contribuyen al paisaje urbano y que ponen en alto el nombre de Nuevo León.


ADS

Etiquetas:
×
*/