OpenA
Nuevo Leon

Vía libre, un calvario para discapacitados en San Pedro

Video: Reportero Jesús Vargas

Sampetrinos que andan en sillas de ruedas tienen ahora un nuevo obstáculo que deben sortear para poder moverse y llegar a un vehículo, la 'Vía libre'

San Pedro Garza, García.-Aunque el nombre de la obra de Miguel Treviño es "Vía Libre", a un grupo de vecinos sampetrinos que sufren discapacidad, no les da ninguna "vía libre" para moverse, sino al contrario, la obra les impide entrar y salir de sus hogares. 

Y es que en tramos de la avenida Alfonso Reyes del municipio de San Pedro, donde ya se instaló la polémica ciclovía, estos sampetrinos que andan en sillas de ruedas tienen ahora un nuevo obstáculo que deben sortear para poder moverse y llegar a un vehículo, provocándoles un auténtico "calvario" en su día a día.

Vía libre, un calvario para discapacitados en San Pedro

Esto porque frente de sus domicilios, les colocaron el carril confinado utilizando topes o separadores que les impiden estacionarse para el ascenso y descenso, y quienes usan sillas de rueda o muletas tiene que hacerlo en doble fila con el riesgo de ser embestidos por otro vehículo, y si no, al menos multados, pues el carril junto a la ciclovía es de flujo continuo y no permite estacionarse. 

Según los vecinos, en un tramo de tres cuadras, son por lo menos 15 personas que están en esta situación.

Vía libre, un calvario para discapacitados en San Pedro

Una de ellas es la señora Guadalupe Medina Guerrero, de 85 años de edad, quien vive en el número 121 de dicha avenida casi cruz con la calle Juárez, del casco municipal.

Padece cáncer de mama y osteoporosis y regularmente es su hija, Jeniffer Mendieta, quien la lleva al médico, pero ahora batalla mucho para subirla a la camioneta debido a la ciclovía.

Vía libre, un calvario para discapacitados en San Pedro

"Mi mamá tiene cáncer y batallo mucho porque me pusieron los bordos y necesito a muchas personas para poder cargarla porque la llevo a muchas consultas del IMSS que está aquí en San Pedro", afirmó Mendieta.

En tanto, Norma Niño, también se queja porque si bien frente a su casa ubicada en la esquina de Alfonso Reyes y Juárez, ella peleó para que no le pusieran los bordos, como quieran no se puede estacionar y deja su vehículo muchas cuadras adentro del domicilio.

Vía libre, un calvario para discapacitados en San Pedro

"Exigimos Vía Libre, para todos, en primer lugar, vía libre para el peatón sobre todo para el peatón con dificultad de movilidad y para minusválidos y para adultos mayores.“En lo personal a mí me afecta de que mi madre ahorita todavía puede caminar, a veces no, entonces no vamos a poder estacionar el coche", dijo Niño.

Otro caso es el de la señora Trinidad Rodríguez, quien se lastimó la cadera debido a una caída que sufrió y por lo cual requiere utilizar una silla de ruedas.Salir de su casa se convirtió en una odisea: ella vive sobre Juárez, a dos casas de Alfonso Reyes y sortea con los vehículos que se estacionan frente a su domicilio tras la instalación de la ciclovía y además de las banquetas en mal estado.

Vía libre, un calvario para discapacitados en San Pedro

"Simplemente para salir porque yo batallo, yo me caí y me lastimé la cadera y entonces batallo."Cuando salgo a la banqueta es muy peligroso para mi debido a mi condición porque los carros que se estacionaban en Alfonso Reyes ahora están frente a mi casa"

Marcela Dieck Assad, exregidora de San Pedro, y vecina de Bosques del Valle, denunció que hay por lo menos 15 vecinos en esa condición, y pese a las protestas que han protagonizado, el municipio gobernado por Miguel Treviño, no ha cedido en retirar la ciclovía.

Vía libre, un calvario para discapacitados en San Pedro

Dieck Assad realizó un recorrido por las banquetas junto a la señora Trinidad Rodríguez para evidenciar la condición en la que se encuentran las calles aledañas a la ciclovía.Durante el trayecto se observaron banquetas dañadas, desniveles pronunciados u obstrucciones.

"La calle, las banquetas, no están preparadas para que yo circule, le dieron un estacionamiento a dos o tres cuadras", señaló.

"Tuvimos que irnos por la calle debido a lo dañado que están y los estamos exponiendo a que venga algún vehículo muy fuerte y les pueda pasar algún accidente"

Desde el pasado 8 de noviembre, vecinos de unas 10 colonias de San Pedro han protestado contra la instalación de la ciclovía porque les tapa cocheras, afecta sus negocios, cancela vueltas izquierdas y representa un riesgo para conductores y los mismos ciclistas.

Entre esta se encuentra Jardines Coloniales, que fue donde empezó la inconformidad, Valle de San Ángel, Bosques del Valle, Fuentes del Valle, Colorines, Guardada 600, la Ventana, Palo Blanco y Hacienda Del Valle.

El proyecto consiste en la renovación de cuatro kilómetros de la avenida Alfonso Reyes, para incluir una ciclovía, con el que se pretende conectar a San Pedro con Santa Catarina y Monterrey.

El pasado 19 de septiembre, el alcalde Miguel Treviño anunció que la obra tiene una inversión de $33 millones de pesos, la cual dijo podrá beneficiar a 300 ciclistas diariamente y alrededor de 4,000 peatones en el tramo de la Universidad de Monterrey hasta el cruce de avenida Olimpiadas de la colonia Tampiquito.

Fue el 5 de octubre cuando se iniciaron los trabajos de la primera etapa, misma que se anticipó concluirá en enero del 2022.

“No es correcto lo que andan haciendo porque uno que tiene enfermos, que necesita una urgencia, ¿cómo le vamos a hacer? Necesitamos algo bueno, no para el ciclista, sino para la comunidad que tenemos enfermos”, dijo una afectada.

Las “mentiras” de Vía Libre

Vía libre, un calvario para discapacitados en San Pedro

Los vecinos han evidenciado lo que llaman incongruencias y “falsedades” del proyecto que impulsa Treviño como, por ejemplo, de que nunca se ampliaron las banquetas, se talaron árboles, se trabaja en la madrugada, se cancelaron decenas de vueltas, entre otros.Todo lo anterior, se había prometido que no sucedería.

Los vecinos han protagonizado protestas y quejas y han evidenciado estas "mentiras", pero hasta el momento no han sido escuchados.

Y afecta negocios

Norma Niño, vecina de Alfonso Reyes y Juárez, dijo que su padre tiene un negocio de muebles y piñatas que ahora tendrá que reubicar porque es imposible que él o los clientes se estacionen frente al local. “En lo comercial es que mi padre es un adulto mayor, él tiene venta de línea blanca, entonces no es lo mismo acercar su coche y bajar un mueble de un metro, dos, a la opción que nos están dando a que de la vuelta y lo cargue en el lomo", indicó. 

X
×