OpenA
Nacional

Dan 46 años de cárcel a psicóloga que descuartizó a novio

Dan 46 años de cárcel a psicóloga que descuartizó a novio

Luego de encontrar unos mensajes comprometedores, María Alejandra Casco sospechaba que su novio le era infiel.

El caso de la psicóloga María Alejandra Lafuente Casco causó gran conmoción cuando se dio a conocer que había descuartizado a su novio luego de sospechar que le era infiel.

Luego de ocho años de espera, finalmente el pasado mes de agosto la mujer fue condenada por un juez a pasar 46 años y seis meses en prisión por el homicidio de su novio Allan Carrera Cuellar.

El brutal asesinato se registró el 5 de noviembre del 2014 en el domicilio de la pareja ubicado en la colonia Valle Tepepan, delegación Tlalpan en la Ciudad de México.

De acuerdo con los dictámenes asentados en el expediente, María le suministró a su pareja un medicamento que contenía benzodiacepinas, lo que provocó que disminuyera su capacidad física, y al encontrarse en la recámara de su domicilio lo agredió con un instrumento punzocortante.

Luego de ocasionarle la muerte con lesiones profundas en el abdomen, la mujer tomó una motosierra y cortó el cuerpo en partes y lo guardó por varios días en el congelador. 

El plan de la psicóloga era sacar de a poco los restos del cuerpo, pero el mal olor la llevaron a colocarlos en una bolsa de plástico y abandonarlos en diferentes partes de la colonia en la que vivía.

El 7 de noviembre de 2014 los restos humanos fueron hallados en las delegaciones Cuauhtémoc y Tlalpan, una vez analizados por personal del Instituto de Ciencias Forenses se supo que correspondían a una sola persona.

Al buscar si existía el reporte de una persona desaparecida,  la base de datos del Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) arrojó el reporte de un individuo con características corporales similares, por lo que la Policía de Investigación (PDI) localizó a familiares del occiso, quienes confirmaron su identificación.

Aunque en un primer momento la psicóloga fue llamada como testigo, sus contradicciones, las pruebas recabadas en la escena del crimen y la declaración de los familiares terminaron de hundir a Casco.

La Fiscalía de la Ciudad de México comprobó que la psicóloga, con la ayuda de una motosierra, descuartizó a Cuellar y tras ocho años en espera de un juicio, finalmente fue condenada a 46 años y seis meses de prisión.

Además deberá pagar la reparación del daño y gastos funerarios de Cuellar, y le suspendieron sus derechos políticos y beneficios como la suspensión condicional de la pena.

Con información de info7.mx


×