OpenA
Nacional

Informe revela fallas que provocaron el desplome de Línea 12

Informe revela fallas que provocaron el desplome de Línea 12
Foto: cortesía

El peritaje de la empresa noruega DNV detectó que hubo fallas durante las tres administraciones que estuvieron a cargo de la línea: Ebrard, Mancera y Sheinbaum

En el marco del primer aniversario del desplome de la Línea 12 del metro de Ciudad de México, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum informó que interpuso una demanda civil contra la consultora noruega Det Norkske Veritas (DNV) por un tercer informe "deficiente", sin entrar en detalles.

El periódico El País tuvo acceso al documento del tercer informe de la consultora DNV, mismo que revela que hubo fallas en las inspecciones y el mantenimiento como causas concurrentes en la tragedia y que llevaron a que la infraestructura siguiera funcionando cuando no estaba apta.

Estos factores, se suman a los problemas de diseño, la construcción y la supervisión de la obra de la Línea 12 y sentencia que de haberse atendido estos problemas, se "habría evitado el colapso del tramo elevado".

El informe de la empresa noruega cuestiona a las tres últimas administraciones de la Ciudad de México al asegurar que desde la concepción del proyecto hasta su operación, hubo factores determinantes en la tragedia.

El informe de DNV buscó ir más allá de las causas inmediatas del desplome de la Línea 12 y se dedicó a analizas las "causas de raíz" que provocaron el accidente.

En este último peritaje se pone el foco en el desgaste estructural provocado a lo largo del tiempo por una supuesta falta de mantenimiento y de inspecciones regulares. El contenido analiza hechos que abarcan a las tres administraciones que estuvieron a cargo de la línea: la de Marcelo Ebrard (2006-2012), que la construyó; la de Miguel Ángel Mancera (2012-2018), bajo la cual atravesó una suspensión de un año y medio entre 2014 y 2015 ; y la actual, de Sheinbaum, que arrancó en 2018 y concluirá en 2024.

De acuerdo con el informe de la consultora, estos gobiernos señalados anteriormente, fallaron en cuatro factores que de haber sido atendidos no hubieran existido consecuencias tan graves.

La primera barrera que falló, de acuerdo con DNV, fue el diseño, que no se ceñía a lo que estipulan las especificaciones estadounidenses para la construcción de puentes, un estándar de referencia en el mundo.

La segunda barrera que faltó fue la certificación de la obra por parte de un ente independiente, además de una deficiente supervisión de la construcción. Agrega que en varios casos la construcción no respetó el diseño original de la obra.

La tercera barrera que falló, fue la instalación adecuada de los pernos que "comprometió la integridad de esta estructura". En el tramo colapsado, indica DNV, dos de cada tres pernos pudieron no haber cumplido su función por estar mal colocados, mal soldados o, de plano, por faltar. Eso provocó una "falla en cascada" de los pernos que sí servían por el desgaste acumulado en cerca de ocho años de operación.

La cuarta barrera fallida fue la falta de mantenimiento e inspecciones sobre la Línea 12. La firma asegura que no hay registro de que se hayan realizado las inspecciones necesarias desde la inauguración en octubre de 2012  hasta siete años después.

Hoy, la Línea 12 del metro se encuentra en plena reconstrucción y rehabilitación.

no te pierdas las 5 del momento

X
×