Opinión

A quienes replicaron mi carta abierta a García Luna

A quienes replicaron mi carta abierta a García Luna

He recibido decenas de réplicas a mi artículo de ayer: Carta abierta a Genaro Garcia Luna.
Me sorprende que muchos sigan defendiendo lo indefendible.

En la mayoría de estas réplicas me alegan que los fiscales que llevan el caso no tienen pruebas sólidas en contra del policía procesado.

Por tanto, no podrán sostener sus acusaciones. Especialmente porque (según mis replicantes) quienes son testigos contra García Luna son delincuentes condenados en EUA, por lo que moralmente quedan invalidados.

Contesto puntualmente los argumentos anteriores:

A diferencia de la justicia mexicana, en EUA, cuando un fiscal inicia un proceso en contra de un presunto, no pierde su tiempo: tiene casi todas las pruebas por anticipado.

Y no las suelta de bote pronto. Va quemando etapas. Si no, no se avienta al ruedo.
Así de simple. “Time is money”.

Por otra parte, en los casos de crimen organizado y narcotráfico, lo común en EUA es que las pruebas del fiscal salgan de un delincuente confeso o de un testigo protegido.

No es una excepción, es la regla. Cadena larga de delaciones y denuncias, a veces interminable.
Seguramente así también lo están haciendo con García Luna.

.

Etiquetas:
×