OpenA
Buhedera

101 AÑOS

Buhedera

101 AÑOS

Mi queridísima tía Geli ya cumplió 101 años. Este es un perfil de esa edad.

Un testigo de nuestro tiempo: A los 101 años, veterano de la II Guerra Mundial lo ha visto todo, por Dave Paone (bit.ly/3RX7su6).

Dominick Critelli nació antes de la invención de los parquímetros, la cinta adhesiva, el chicle y las galletas de chocolate. En la fecha de su nacimiento, el 8 de abril de 1921, Warren G. Harding era el presidente que acababa de tomar posesión. Desde entonces, Critelli ha visto a 18 mandatarios ocupar la Casa Blanca. Critelli ha visto mucho.

Comienzos en Italia

Critelli fue el primer hijo de un carpintero y una ama de casa en Tiriolo, una pequeña ciudad de la región italiana de Calabria. Tras el nacimiento de su primera hermana, su padre, que sirvió en el Ejército italiano durante la Primera Guerra Mundial, pudo trasladar a toda la familia a Estados Unidos, cuando Critelli tenía 8 años. Como en las películas, la familia llegó en barco y durmió en la cubierta. Se instalaron en la sección Richmond Hill de Queens, Nueva York, donde alquilaron una casa.

Critelli asistió a la Escuela Primaria 99, sin saber el idioma inglés. 

La Gran Depresión

La llegada de Critelli a Estados Unidos en 1929 coincidió con el inicio de la Gran Depresión, así como con la Ley Seca. Durante ese período, nacieron cuatro hermanos más en su familia, con lo que el total de hijos fue de seis.

"Fue duro para él", dijo Critelli a The Epoch Times, refiriéndose a su padre. "Fue duro". En 1935, el presidente Franklin D. Roosevelt creó la Works Progress Administration, que empleaba al padre de Critelli cada dos semanas. La familia recibía productos enlatados de la iglesia católica del barrio, aunque en aquella época muchas familias no querían aceptar la caridad. "Pero nosotros lo hacíamos", dice Critelli.

Según los historiadores del cine, la era del cine mudo llegó a su fin con El cantante de jazz, de 1927, la primera película con sonido sincronizado. Sin embargo, la transición no se produjo de la noche a la mañana, y Critelli captó los últimos días del cine mudo. "Charlie Chaplin. Me acuerdo de él. Era magnífico", dice.

La Gran Depresión también supuso el inicio de la edad de oro de Hollywood. Los palacios de cine salpicaban las calles de Nueva York, y Critelli veía dos largometrajes, además de una comedia corta, todo por el precio de la entrada de ¢10 centavos.

Las series eran muy populares en aquella época, en las que nuestro héroe se encontraba en un aprieto –como colgarse de un acantilado– y la película terminaba abruptamente, obligando a los espectadores a volver la semana siguiente para ver qué pasaba. "Sobrevivía de alguna manera, y luego se metía en otra situación", dijo Critelli.

Flash Gordon fue el precursor del espacio exterior en 13 partes de La Guerra de las Galaxias. En 1936, los viajes espaciales eran pura ciencia ficción, lo que fascinaba a los jóvenes cinéfilos.

También durante la Depresión fue la edad de oro de la radio. Critelli escuchaba todos los programas infantiles, como La sombra, El llanero solitario y Anita la huerfanita.

En la clase de segundo o tercer grado de Critelli había un niño llamado Jack Cohen. "No me gustaba mucho el chico", dijo Critelli sobre Cohen. "Era insoportable". Recuerda que Cohen perseguía a una niña, le tiraba de las coletas y le hacía bromas. Critelli no quería que sus otros amigos lo vieran con Cohen. Cohen creció como Rodney Dangerfield (1921-2004).

×