OpenA
Herbolaria y salud

Aceite de Rosa Mosqueta

Herbolaria y salud

Aceite de Rosa Mosqueta

La Rosa mosqueta (Rosa rubiginosa) es un arbusto silvestre de la familia de las rosáceas originario de Europa central. Fue introducida en Estados Unidos y la región andina de Perú, Argentina y Chile, siendo este último país uno de los mayores productores de su aceite. El aceite se obtiene de las semillas de este arbusto, a través de la extracción por prensado en frío. El aceite de rosa mosqueta contiene un alto porcentaje de ácidos grasos insaturados entre los que destacan ácido linoleico y linolénico. Tiene un ligero color rojizo y un olor acre.

La presencia de ácido transretinoico en la composición química del aceite de rosa moqueta promueve la regeneración celular, mejora la irrigación de las células acelerando la capacidad de los tejidos para regenerarse. Por esta misma razón su uso tiene un efecto positivo sobre la estructura de la epidermis siendo un excelente apoyo para disminuir cicatrices y estrías. Su uso es muy popular entre las mujeres embarazadas que buscan evitar la formación de estrías. 

Su riqueza en ácidos grasos reduce de manera significativa la pérdida de agua de la epidermis siendo un poderoso hidratante que brinda mayor permeabilidad, suavidad y elasticidad a la piel. Su uso es de gran utilidad para la prevención del foto envejecimiento, disminución de arrugas y cambiar la tonalidad de las manchas en la piel.

Diversos estudios indican su gran utilidad como cicatrizante y emoliente. Un estudio en el Servicio de Dermatología del Hospital va Buren de Valparaíso (Chile), se aplicó aceite de rosa mosqueta en 90 personas con diferentes lesiones en la piel como quemaduras, heridas y cicatrices posquirúrgicas. Se aplicó dosis diarias (2 veces al día) aceite de rosa mosqueta en las zonas afectadas en un periodo entre 1 y 4 meses. Se obtuvo como resultado una mejora de casi 97 % en las lesiones de las personas tratadas.  

El aceite de rosa mosqueta no debe ser usado en pieles oleosas o grasosas. Frente al acné infectado no se recomienda su aplicación por contener principios nutritivos que pueden favorecer la proliferación de microorganismos. Sin embargo, el aceite de rosa mosqueta se puede utilizar de manera segura y muy efectiva para atenuar todo tipo de manchas cutáneas y cicatrices, como apoyo en el tratamiento de heridas posquirúrgicas y úlceras varicosas, para reducir las líneas de expresión y mejorar la flexibilidad de la piel. También protege la piel de los daños solares, aunque no debe de utilizarse como protector solar cuando tenemos planeado exponernos al sol durante un tiempo prolongado. Su composición química natural previene y corrige el foto envejecimiento y los problemas cutáneos, además se puede utilizar en el cabello para hidratarlo, promover su regeneración, eliminar las puntas partidas y devolverle su brillo.

×