Rayado de NegroMonterrey
Más del autor

La inevitable Final Regia

¿Después de la tempestad viene la calma?

Agenda apretada para La Pandilla


El uruguayo le quitó el freno de mano a los Rayados, la media y la ofensiva tuvieron esa comunión y al fin el equipo conectó con la afición. La pregunta que nos tenemos que hacer de aquí a lo que resta del torneo es: ¿Qué Rayados vamos a ver? 

Este equipo, que a pesar de ir ganando va y pelea cada balón, que hace presión alta, que no deja de intentar y que va y busca más... o ese equipo que cuando obtiene la ventaja baja de velocidad, le entrega por completo el dominio al rival y se hecha para atrás. Sólo Diego Alonso y las circunstancias de cada partido lo sabrán, lo que sí, es que cuando el equipo se suelta la afición se vuelve a ilusionar.

¿Qué sigue? Pues el calendario se pone bueno para los Rayados y es que el 19 de abril visitamos a los escualos del Veracruz; el 23 de abril es la Ida de la Final contra Tigres en el ´Volcán´; el sábado 27 de abril vienen los Rayos del Necaxa; el miércoles 1 de mayo es la Vuelta de la Final en el BBVA; el 3 de mayo visitamos al Atlas y la Liguilla comienza entre el 8 u 9 de mayo. 

¡Mucha actividad! Si bien es cierto que algunos partidos no son de alta exigencia y algunos jugadores tendrán que descansar, por otro lado, el Monterrey no está para seguir perdiendo puntos, porque peligra quedar dentro de los cuatro primeros en la Tabla General. ¿Habrá que rotar?

Las alarmas y el susto del domingo fue la salida prematura del paraguayo Celso Ortiz, quien salió al medio tiempo por un golpe y Alonso decidió cuidarlo; horas después se supo que el jugador está bien y estará listo y a disposición del cuerpo técnico para el partido del próximo viernes.

El que no salió con esa fortuna fue Julián Quiñones, quien tiene un traumatismo indirecto de la rodilla derecha y que puede ser una posible ruptura de meniscos; en estos días será sometido a un estudio, pero el pronóstico no es nada alentador. Y se una a las posibles bajas de Gignac por lesión y el ´Chaka´ Rodríguez por suspensión.

Ayer trascendió la reunión de seguridad entre el gobierno del estado y las directivas de Tigres y Rayados, en donde lo más destacado es que independientemente del equipo ganador de la Concachampions, ¡no habrá celebración oficial como se acostumbra en la Macroplaza! Por ser un evento de tan grande magnitud, las directivas ya deben de ir pensando en qué área será prudente organizar el evento de una posible celebración. 

Si Rayados queda Campeón, lo mejor será utilizar la explanada del estadio, así como algunos puntos aledaños; si Tigres queda Campeón (espero y no) de igual forma lo mejor es utilizar la explanada, pero de Rectoría para la posible celebración con su afición.

Antes de irme les pregunto: ¿Se acuerdan del #FollowRayado? ¡Bueno, estén pendientes que se viene la parte 2!

Áaaaaanimo, nos leemos en @RayadoDeNegro

Sigue leyendo...
Volver arriba