OpenA
Fortaleza ciudadana

Alarmas en seguridad…

Fortaleza ciudadana

Alarmas en seguridad…

Nuevo León y todo México están bajo la amenaza de un incremento muy fuerte de los hechos delictivos violentos, se están presentando una serie de factores que encienden los focos amarillos y rojos.

No se trata de crear miedos sin sustento y para eso me permito hacer un breve análisis de las condiciones que están imperando en la mayor parte del territorio nacional y que favorecen el clima adverso para la seguridad pública desde lo más elemental hasta los delitos de alto impacto.

La situación de salud de la pandemia que ha golpeado a las economías de todos los países del globo nos tiene en serios problemas a los generadores de riqueza, así como a los propios gobiernos; todos los días hay cierres de empresas, cancelaciones de contratos, de pedidos, de desabasto de piezas para la manufactura de otras unidades más grandes como el caso de los automóviles y por lo mismo se dan los incumplimientos o imposibilidad de armarlos completos, y eso sólo por poner algunos ejemplos, las economías de muchas naciones y sus empresas están muy afectada con sus inmediatas consecuencias, de despidos que aun en el caso de que sean indemnizados no hay dinero que alcance para vivir sin trabajar, sobre todo ante la posibilidad de gastos extraordinarios como la atención médica derivada de la misma pandemia.

Hay mucha gente que siendo buena puede cambiar de equipo al verse ante la imperiosa necesidad del sustento; es donde se aplica bien la frase de que la ocasión hace al ladrón. Esta crisis está generando un incremento en la delincuencia común que ya se percibe, en los delitos patrimoniales, robos a casas, negocios, autos y personas.

El crecimiento de la delincuencia organizada en diferentes áreas del país, que cuentan con la inacción de las autoridades federales parece que se les da permiso, por no ser combatidos dentro de la estrategia nacional de seguridad dictada por el propio presidente de los abrazos y no balazos, aun cuando han recibido múltiples ataques. Recordamos que se prometió ir a la causa raíz de los problemas de los mexicanos que se dedicaban a la delincuencia por falta de oportunidades; hoy aun con todos los magníficos programas sociales no se percibe una mejoría substancial, por lo que con todo respeto, como dice mi Presidente, es tiempo de ajustar la estrategia, pues la recuperación de la paz no llega y la población civil que no está inmersa en actividades de delincuencia la está pasando mal. Las voces ciudadanas van en sentido de encontrar un responsable y apuntan al hombre más popular del país. 

Es tiempo de controlar de otra manera lo que ocurre, el nivel de impunidad se está convirtiendo en el permiso para que cada quien haga lo que quiera, en un país de leyes y donde la autoridad está siendo rebasada, cooptada y en algunos casos al servicio de intereses perversos y obscuros. Cuando el poder político es alcanzado por el poder de la maña, será muy difícil recuperar el control. 

Se dice entre la gente que ya se empiezan a preparar para el próximo ejercicio cívico-ciudadano que será en marzo, cuando se ponga a votación o consulte la revocación de mandato. Puede ser que entonces sí le hagan caso a mi Presidente cuando le dice al pueblo que se organicen para las próximas. El pueblo bueno y sabio realmente espera que su líder con el poder de convencimiento y sus buenos oficios logre convencer a los muchachos que actúan fuera de la ley, que han provocado cifras no muy halagadores que no se pueden presumir, que se controle este gran tema, con una estrategia diferente y que se vuelva a la tranquilidad, antes de que nos vean como nación terrorista e intervengan. La forma de reclamar será con esos ejercicios de participación ciudadana. ¿Usted qué opina?

luisgerardotrevinogarcia@gmail.com

Twiter @luisgfortaleza

Instagram @fortalezaciudadana 

Fb. Fortaleza Ciudadana compromiso por la seguridad

Fb. Luis Gerardo Treviño Garcia

×