OpenA
Cabrito Mayor

Alí Babá

Cabrito Mayor

Alí Babá

Al paso de los días en la dinámica de hacer justicia, al ex "Jinete sin Cabeza", ya sin caballo y más descabezado que nunca, ha pasado de ser un enjundioso ranchero a un cautivo "ratón vaquero" pues se le está haciendo "bolas el engrudo" en torno a su situación jurídica, y lo que en principio se pensaba por el correr de las apuestas que duraría solamente unas horas más que su antecesor como "huésped" del flamante "fresco bote" de Apodaca –que él mismo construyó–, se le está complicando sobremanera la situación al comenzar a salir a la luz pública las "cualidades y atributos" que lo asemejan más que al roedor de la canción de "Cri-Cri" al personaje del cuento titulado Alí Babá.

Y es que a similitud  del cuento en mención, el ahora descabezado jinete en lo que parece ser la nueva versión del "Ratón Vaquero" y judicialmente conocido como Jaime Ene, es un personaje que inicialmente se caracterizó por su humildad, empatía y sencillez que al igual que Alí Baba que se esforzaba para poder mantenerse a sí mismo. Pero a medida que avanza en la vida sus ideales se distorsionan, puesto que de ser humilde y decente, pasa a ser un saqueador más al apoderarse de riquezas que no le pertenecían y pasó de ser una persona con una infancia noble, cortés y humilde que cambió su moralidad debido a las consecuencias y obstáculos por los que pasa, para convertirse en un ser vil, despiadado y sin escrúpulos como al final de cuentas sucedió.

Sin embargo, a diferencia de la historia original, "los 40 ladrones" de este cuento que inicialmente fueron "amigos" y hoy más que enemigos, se están convirtiendo en "testigos protegidos", surgieron después de su ungimiento y hábilmente acompañaron el peregrinar gubernamental del, en aquel entonces "Jinete sin Cabeza", "inaugurando" su gestión ascendente de abusos y tropelías, con una buena "descobijada" en las compras simuladas de cobijas para la raza más necesitada. 

Y así, en una ascendente, desenfrenada y desordenada carrera más que por beneficiar a Nuevo León, por beneficiarse del erario y dañar a la hacienda pública, la voracidad del "Ratón Vaquero" y sus secretarios; es decir, el nuevo Alí Babá aliado con sus 40 ladrones, se dedicaron a lo largo de seis años, seis, a sustraer, desviar y malversar, por no decir robar, los recursos pertenecientes al gobierno del estado.

Y así como se dio el escándalo de corrupción del "cobijagate", después le vino el "bronco dron", y sucesivamente, la mal llevada requisa de la Ecovía, las amañadas proveedurías de los "adorables sobrinos" del Equis Dos en el Isssteleón, el desfalco de los "Corleones" en Agua y Drenaje, el desvío de recursos y personal del gobierno para la recaudación de las "bronco firmas" para la campaña presidencial, la compra de vagones usados y hoy yonkeados del Metro, la adquisición de los sujetadores "patito" para sus vías, la compra inflada 20 veces sobre el precio original de las pruebas Covid y muchas otras triquiñuelas más que sumarán al final cantidades exorbitantes en miles de millones de pesos de daño causado al erario.

Además se cuenta el desvío de recursos en el DIF para la campaña de la "Bronco suegra", las asignaciones directas a los proveedores favoritos, la corrupción en las adquisiciones en Salud, Seguridad, Educación, Protección Civil y las paraestatales Agua y Drenaje y Simeprode, entre otras "menudencias", han ocasionado una torrencial lluvia de peticiones de amparos en contra de congelamientos de cuentas, orden de restricción de libertad personal mediante citatorio, aprehensión, arresto, detención y hasta por tormento mental y psicológico de exfuncionarios y familiares allegados a la anterior administración estatal.

Y aunque ahora sí parece que la acción de la justicia será implacable en las manos de Samuel, la justicia no debe politizarse y por ello aún está por verse si esta acción en contra de quien en su momento fuera el candidato de la IP regia no viene de más arriba, de aquel que aún está peleado con los Oxxos.

Así pues, estimado lector, las cosas se le están poniendo color de hormiga a nuestro en otros tiempos "jinete sin cabeza" hoy convertido en el "Ratón Vaquero" y al paso que va la  integración de las nuevas carpetas de corrupción de su gobierno, próximamente y con toda seguridad más allá de "Bronco" será conocido como el nuevo Alí Babá... y sus 40 ladrones.

Por hoy es todo, medite y reflexione lo que le platico, esperando que el de hoy sea un gran día, por favor cuídese y ame a los suyos; me despido honrando la memoria de mi querido hermano Joel Sampayo Climaco con sus palabras: "Tengan la bondad de ser  felices". Nos leemos aquí el próximo lunes, Dios mediante.

×