El consejo del díaMonterrey
Más del autor

Evitar el chisme

¿Cuántas veces has evitado ir tras tus sueños por miedo a fracasar?

El Consejo del Día

Disfruta tu trabajo

Mantenerse enfocado

Una relación saludable y feliz

Comprenderse mutuamente

Ama tu cuerpo


Un lector me escribió hace unos meses contándome de su lucha constante por bajar de peso. Me contó la cantidad de horas de ejercicio que hacía por semana y toda la disciplina que buscaba ejercer sobre su cuerpo sin tener éxito alguno. Cuando lo leí le di una lectura muy diferente a la que él esperaba. Pude darme cuenta que uno de los motivos por los que se sentía insatisfecho era su falta de amor propio en relación a su físico. Se que hay mucha gente que puede identificarse con este tema, por este motivo hoy te quiero compartir 3 consejos para que ames tu cuerpo. 

1. Escúchate

Dicen los estudiosos de la mente que prestamos mayor atención a lo que menos nos gusta. Nuestra mente tiende a ver más lo que falta y lo que está funcionando mal, que aquello que está funcionando bien. Recuerda que el cuerpo busca constantemente multiples formas para expresarte lo que necesita. 

Si te sientes cansado, muy inflamado, con dolores, o simplemente no te sientes bien, es importante que escuches a tu cuerpo y respondas sabiamente a lo que te está pidiendo. A veces basta con que te tomes el tiempo necesario para descansar, realices un poco de ejercicio y dejes de consumir los alimentos procesados.  

Mientras más atención tengas a tu cuerpo, serás capaz de otorgarle lo que verdaderamente necesita, sin tener que caer en un estado de enfermedad o de agotamiento. 

2. Cuidate

Jim Rohn dice: “Cuida tu cuerpo. Es el único lugar que tienes para vivir.”  ¿Has escuchado que las partes del cuerpo que mas nos desagradan son las que menos cuidamos? Mucha gente deja de cuidar su casa cuando ha visto que es mucho el trabajo el que hay que hacer. Ignoran que precisamente una vez que atiendes un área, inmediatamente hay una señal de recompensa y esta puede servir como motivador para seguir con el el trabajo de mantenimiento. 

Si tú no cuidas de tu cuerpo nadie lo va a hacer. Tal vez ya es tiempo de que dejes de abusar de tu energía y de tu cuerpo, al haber ignorado de tus necesidades. No esperes que alguien te diga lo que sabes que necesitas hacer: Actívate cuando andes inflamado y apagado, come cuando tengas hambre y descansa cuando estés cansado.

Cuídate según tus estandares de salud, no según los estandares de belleza que establece la sociedad. Acuerdate que un cuerpo delgado no significa un cuerpo sano. Considera que no somos iguales y que lo que es bello en algunas personas será diferente en otras. 

3. Perdónate

Hoy es un buen día para que le pidas perdón a tu cuerpo como parte de tu compromiso de amor propio. Acompáñame a hacer un ejercicio. Dile a tu cuerpo en voz audible lo siguiente: “Perdoname por haberte odiado con falta de ejercicio y con exceso de ejercicio. Perdoname por haberte dejado sin comida por largos periodos de tiempo y por haber comido demasiado cuando ya no tenía hambre. Y perdón por haberte juzgado y criticado por tu forma, por tu color y por tus áreas que había considerado feas.” 

Ahora, para finalizar agradecele, dile lo siguiente: “Te agradezco por responder a lo que te pido, seré mas amable y respetuoso contigo. Eres parte de mi y sé que puedo tratarte mejor y haré mi mayor compromiso por amarte. No te ignoraré, ni tampoco seré rudo contigo. Dispondré del tiempo para atenderte y cuidarte, dejaré de tratar de corregir en poco tiempo todo mi desorden. Gracias por todo lo que haces bien.” 

“Si renuevas tu manera de pensar, transformarás tu forma de vivir”


Volver arriba