OpenA
Latitud

AMLO y los créditos de Samuel García con Nafinsa

Latitud

AMLO y los créditos de Samuel García con Nafinsa para Pymes

El pasado 23 de noviembre, la politóloga Denise Dresser escribió en Twitter (cito textualmente):  “Nos acaban de dar un golpe de Estado. El decretazo presidencial implica rendición del poder civil ante el poder militar. Para proteger/perpetuar su visión, AMLO institucionaliza co-gobierno con las fuerzas armadas. Y será un gobierno más opaco, más discrecional, menos democrático”. 

El Presidente le respondió en su “Mañanera” del día siguiente: 

“Dresser acusa que se le dieron facilidades a las empresas y a las instituciones que están construyendo las obras más importantes del gobierno. Ella sostiene que di un golpe de Estado. Ya no soy Andrés Manuel, sino soy Augusto (Pinochet)”.

Cuidemos el lenguaje: así seamos pro o contras del actual régimen, hay fantasmas que no deben invocarse. 

Por ejemplo, varios amigos, pequeños empresarios, me contaban que estaban a punto de pedir esta semana pasada un crédito bancario para expandir su negocio en el ramo restaurantero. 

Consiguieron una buena tasa bancaria. 

Sin embargo, se encontraron con esta discusión del presidente López Obrador con la politóloga Dresser y el espectro del supuesto golpe de Estado técnico. 

O sea, lo que pueden interpretar los despistados de esta esgrima verbal y tuitera es que, por mínimo que sea, hay un riesgo actual de un golpe de Estado en México. 

Fue apenas una alusión más o menos vedada, pero como suele decirse, el que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga. Y el que tenga ganas que se ponga a trabajar. 

Conclusión de mis amigos emprendedores: mejor no piden ningún crédito por el momento y de ahora en adelante serán extremadamente cautos con las inversiones de su pequeña  empresa. 

¿Son esas buenas señales para quienes tienen un negocio decente y decoroso para vivir? Francamente no, si a eso se le suma una inflación de 7% que nos está encareciendo los insumos y en 

general la cadena de suministros. 

El mensaje es preocupante por sí mismo. Y por el temor a una amenaza golpista, que al menos hasta ahora yo no veo por ninguna parte. 

Sí leo a varios críticos en pleito abierto con AMLO, pero nada que no pueda manejarse en un entorno democráticos. “La crítica del poder es necesaria”, decía Octavio Paz, si se maneja con responsabilidad. 

Lo cierto es que no se justifica esa cosa de tratar posibles goles de Estado mediante simples tuits. No es un comportamiento responsable. 

Y puedo entrever cierta aura de intolerancia o al menos de piel muy delicada en ambos bandos. 

Sugiero bajarle dos rayitas a tanta paranoia política. 

Empezando por AMLO. Porque se están tensando de más las cosas y rebasando los límites de la prudencia.

Por otro lado, les aviso a mis amigos dueños de Pymes que el gobernador de Nuevo León, Samuel García, ya negoció  $2,300 millones de pesos a través de un recurso que le aprobó Nafinsa. 

De ahí pueden surgir créditos blandos para pequeños emprendedores.

Por lo pronto, 2,300 empresas se verán beneficiadas con $1 millón de pesos cada una, respectivamente. 

Dejemos las sospechas de golpes de Estado y abrámonos a los golpes de oportunidad. Sobre todo para emprender negocios legítimos y legalmente constituidos. 

Salimos ganando todos.

×