Año nuevo... ¿ilusión nueva?


Rayados desplegó un futbol espectacular en su primer partido del Clausura 2019, ilusionando a la afición de La Pandilla.

No llenaban. Rayados seguía mordiendo, presionando, insistiendo, a pesar de que el marcador ya estaba completamente cargado hacia un lado.

Y fue así como cayó el quinto ‘chuchuluco’ de los de Diego Alonso, a base de corazón, garra y esfuerzo. Eso es lo que extrañaba la afición rayada.

Dio un tremendo gusto ver cómo Rayados no se guardó absolutamente nada, ante un rival que ya les había arrebatado la felicidad hace unos años en ese mismo inmueble.

Pero los del Cerro de La Silla mandaron el contundente mensaje de que, si se lo proponen (así como se propone uno ahorrar, bajar de peso, hacer más ejercicio, ser feliz, etcétera), pueden fácilmente regresar a lo más alto del futbol mexicano.

Inició un nuevo año, y con eso, una nueva ilusión en los ojos de todos los Rayados.

LA FÁBRICA DE LA PANDILLA

Instituciones como las de Chivas, Pachuca, América y el Atlas resaltan cuando se habla de la cantera y del desarrollo futbolístico de los jóvenes mexicanos. Pero... ¿cuándo se hablará de la escuela del Futbol Club Monterrey?

Esta pregunta nace después de ver el excelente partido de Carlos Rodríguez ante Pachuca, repartiendo pases con sutileza y exactitud, como lo pudimos apreciar en el primer gol de Avilés.  Rodríguez, Daniel Lajud, Jonathan Gonzalez, son ejemplo del buen trabajo en el desarrollo futbolístico de los chavos en la institución rayada.

Pero todavía mejor, el hecho de que el técnico charrúa apueste por las fuerzas básicas en un plantel millonario plagado de figuras sumamente experimentadas.

No cabe duda de que hay calidad en nuestro balompié. De eso a que se quiera aprovechar, es otra historia.

Volver arriba