OpenA
Nutrición con propósito

Ansiedad por la comida en cuarentena

Nutrición con propósito

Es un hecho que ocurre muy frecuentemente a la mayoría de la personas, en épocas determinadas de la vida, o de manera diaria.

En la época difícil en que nos encontramos debido al Covid-19, podríamos decir con segu-ridad, que gran parte de la población lo hemos llegado a experimentar en algún momento.

La alimentación emocional, es un tipo de alimentación que se lleva a cabo para suplir una necesidad emocional, es distinto a tener hambre. 

Estos son algunos síntomas y comportamientos para detectar si estamos ansiosos:

Pensar únicamente en un tipo de alimento. Normalmente ultras procesados y dulces.

Sentir que la emoción no se puede controlar de otra manera.

Una vez se inicia la ingesta, hay pérdida de control con la comida.

Poca saciedad, sentir que no es suficiente y querer más.

Sentimiento de culpabilidad tras la ingesta.

Si esto te suena conocido, lo importante es que te plantees la siguiente pregunta, ¿afecta a mi calidad de vida? Si la respuesta es que sí, te animo a que intentes llevar a cabo las siguientes acciones:

Antes de llevar a cabo la ingesta

Pregúntate para qué lo vas a hacer.

Analiza el objetivo con el que lo haces.

Piensa si realmente es lo que quieres.

Observa la emoción que tienes en ese momento y escucha tus sentimientos.

Date unos minutos, al menos para que la emoción se reduzca y no pierdas el control. El tiempo es una gran solución, ya que la intensidad de las emociones se reduce en unos minutos.

Durante la ingesta

Existe la posibilidad de decidir tras lo anterior no comer, y si no fuera el caso, puede ocurrir, que hayas decidido llevar a cabo la ingesta, en ese momento:

Intenta antes, escoger una alternativa saludable y atractiva para ti. Puedes hacer una lista de alimentos o recetas que te gusten mucho y que te ayuden en esos momentos. 

Si escoges la alternativa menos saludable, que no cunda el pánico. Ya que eliges esa alternativa, disfrútala al menos e intenta olvidar que es un alimento prohibido. El objetivo es dejar de tener culpa.

Intenta comer siempre sentado y con un plato debajo, aumentará tu grado de conciencia y te saciará más.

Después de la ingesta

La culpa no tiene cabida, no es necesario compensar nunca, ya que eso aumentará tu ansiedad en posteriores ocasiones.

Disfruta de los pequeños cambios que vayan apareciendo en relación a la comida. Comer saludable no implica comer perfecto, pretender ese objetivo te aleja de todo equilibrio.




×