Opinión

En Palabras De Los Psicólogos|Aprende a manejar las emociones en casa

Opinión

Los seres humanos somos emocionales por naturaleza, en nuestro día a día pasamos por todos los estados de ánimo y sentimientos reconocibles.

Esto no es anormal o patológico, al contrario es muy saludable siempre y cuando sepamos gestionarlos y hacernos responsables de ellos. Las emociones positivas y negativas están presentes en todos los miembros de la familia desde los más grandes hasta los más pequeños.

Sin embargo, nos olvidamos que somos parte de este sistema y así como influimos también nos influyen los otros, razón por la cual lo que pudiera ser una expresión inocente de insatisfacción por parte de un adolescente, se puede volver una guerra campal con la madre cansada del día.

Recordemos que el seno familiar es el primer maestro pero también regulador de las emociones de sus miembros, por lo cual es muy importante aprender a cuidar, dentro de la familia el estado emocional de sus miembros. 

Si queremos que nuestros hijos sepan manejar sus emociones y ser socialmente exitosos, tenemos que darles pautas para lograrlo. Para poder llegar a este cometido, primero que nada tenemos que aprender a reconocer nuestras emociones como padres o adultos cercanos, cómo voy a enseñar un lenguaje cuando ni yo mismo lo puedo hacer conmigo.

Aprende, identifica y reconoce: Es necesario aprender de la experiencia, detectar cuáles son los desencadenantes de los diferentes estados emocionales, por qué se producen los estados negativos y positivos, reconocer lo que se siente en cada momento y las conductas que genera. 

Expresa: Poder expresar con libertad los sentimientos, con calma y sin alterarse, en un clima de confianza. Explicar por qué uno se siente triste o enfadado es mucho mejor que gritar o enojarse.

Conoce, tolera y respeta: Los demás también sienten, cada individuo tiene una forma de ser, de actuar y de pensar. La tolerancia y el respeto son fundamentales para evitar los conflictos. Las diferencias son en realidad lo que enriquece.

Comunicación en positivo: Saber escuchar sin interrumpir, sin juicios, sin prisas, con el respeto que se merecen, es lo que va a crear un ambiente de confianza saludable, sin la presión a ser infravalorado y sin sentir la presión de la jerarquía autoritaria de los padres.

Expresa amor y afecto: Las demostraciones de afecto, los abrazos, las palabras amables, la atención, son las vitaminas de una relación sana, la cual llevará a crear lazos fuertes y duraderos dentro de los miembros de la familia.

Actividades en familia: No esperamos que las emociones se desarrollen a través de la cátedra o discursos exhaustivos, el salir de la rutina y realizar actividades en conjunto son ideales para estrechar lazos, quizá una buena película en familia es la puerta que necesitas para abordar temas con los hijos, para saber su punto de vista e influir asertivamente en ellos.

Imagina a las emociones como una gran constelación, si estimulas la alegría y el amor tu casa estará plagada de risas y confianza. Si por el contrario alientas el miedo o el enojo, estarás recibiendo un acumulado de emociones que no te van a gustar.


Etiquetas:
×