OpenA
Pensando en la gente

Aumento de tarifas es un atraco

Pensando en la gente

Aumento de tarifas es un atraco

No cabe duda, el gobierno que encabeza Samuel Alejandro García Sepúlveda está totalmente alejado de las necesidades e intereses de la gente. Su falta de planeación y diseño de políticas públicas para resolver los graves problemas de inseguridad, movilidad, abasto de agua, contaminación, corrupción, por señalar algunos, han llegado a un punto crítico y ahora pretende que los ciudadanos paguen los platos rotos. 

El martes 15 de marzo, a media mañana, el exgobernador Jaime Rodríguez Calderón fue detenido por su presunta participación en el delito de desvío de recursos durante la campaña presidencial de 2018. Ante la difusión de dicha captura, los nombres del anterior y actual mandatario estatal se volvieron tendencia en redes sociales y en los principales buscadores de Internet. 

Con este circo mediático se pretendía crear una nube de humo y distraer la atención de la comunidad sobre un par de medidas que se estaban fraguando en perjuicio de los nuevoleoneses:

1. En política las casualidades no existen, el mismo día que difunden la detención del exgobernador, Agua y Drenaje de Monterrey horas después anuncia un plan para racionar el suministro de líquido en el área metropolitana, consiste en reducirla al mínimo la mayor parte del día.

2. Como si esto no hubiera sido suficiente, por la tarde se anuncia que la Comisión de Tarifas del Instituto de Movilidad plantea elevar el costo en efectivo de rutas de $12 a $15 pesos, lo que representa un 25% de incremento. En el caso del Metro, la tarifa en efectivo de viaje unitario se elevaría de $4.50 a $15 pesos, esto es, un 233 por ciento. Aunque se anunció que para los usuarios de la tarjeta de prepago las tarifas tendrían poco incremento, es importante señalar que más del 65% de los usuarios paga en efectivo.  

Estas medidas anunciadas son un atentado a las familias nuevoleonesas que apenas se recuperan de los estragos de la pandemia y la subsecuente crisis económica. Los ciudadanos no tienen por qué pagar la inacción de un gobierno que sólo se preocupa de ser tendencia en el Instagram. 

Respecto al problema del agua, debemos destacar que este gobierno no aprovechó la transición para planear anticipadamente las acciones que debía tomar para resolver el abasto del vital líquido. La administración saliente le entregó datos precisos sobre los puntos críticos que debían atenderse de inmediato. Sin embargo, las nuevas autoridades le dieron 

poca importancia a esos reportes, en lugar de tomar medidas en sus primeros días de gobierno, como construir un ducto adicional en la presa El Cuchillo y cavar pozos someros y profundos para prevenir el desabasto de agua, los funcionarios del ramo se la pasaron dando notas sobre espionaje, atrapar peces gordos y demás leyendas urbanas. 

En cuanto al transporte público, el incremento de la tarifa perjudicara a miles de usuarios que ya destinan hasta el 30% de sus ingresos para movilizarse en un transporte caro, inseguro e ineficiente. ¿Qué pretende el gobernador? ¿Que los trabajadores destinen la mayor parte de su sueldo para transportarse? El aumento es injustificado, porque al día de hoy solamente se transparenta el 30% del peaje, porque es electrónico, y los concesionarios no han querido transparentar el restante 70 por ciento. ¿Qué esconden? ¿No quieren que nos demos cuenta de las cifras que manejan? ¿Temen que se venga abajo la trillada historia de que trabajan con números rojos? Incluso, los camiones que administra el Instituto de Movilidad, a pesar de que paga un arrendamiento de los mismos, también obtiene una utilidad ¿Por qué las unidades que llevan años en circulación y ya no pagan renta no obtienen una utilidad? ¿Qué alguien nos explique? Antes de pensar en aumentar sus tarifas, se debe transparentar el 100% de sus ingresos y resolver sus incompetencias.

En conclusión, lo que se requiere son acciones reales en beneficio de la gente y no montar un circo mediático para un día.

×