OpenA
En Palabras De Los Psicólogos

Ayuda a tus hijos a superar la incertidumbre

En Palabras De Los Psicólogos

“Se mide la inteligencia del individuo por la cantidad de incertidumbre que es capaz de soportar”, E. Kant.

Las noticias siguen llenando titulares sobre las actualizaciones en temas de salud, educación, seguridad y economía. No es raro que muchas familias sientan la necesidad y obligación de estar reformulando estrategias y resignificando nuevos escenarios constantemente.

Las respuestas que más escucho en consulta son “no lo sé”, “esperemos qué dicen las diferentes organizaciones que están al frente”, “Dios dirá”, etc. Todas en el mismo tenor de no saber qué va a pasar al día siguiente y por lo mismo asumir una postura de flexibilidad ante las nuevas demandas.

El 2020 no sólo trajo el Coronavirus, junto a la pandemia se introdujo una incertidumbre que ha calado hondo en todos nosotros. Incluso los más pequeños de la casa no tiene claro qué les deparará el futuro. A los padres les corresponde, como en otros muchos momentos, ayudar a que sus hijos puedan superar estas situaciones y encontrar el ánimo que necesitan.

Consejos como los que brindan desde el Instituto Psicológico Cláritas. Especialistas que indican que es normal sentir incertidumbre en una época como la actual ya que es típico del ser humano anticiparse a los problemas y resolverlos a la mayor brevedad posible. Pero en estas circunstancias el futuro escapa de nuestro control y toca lidiar con estas sensaciones de no saber qué puede esperarse.

La incertidumbre tiene su origen en el pensamiento de que algo malo puede pasar y, por ello, el cuerpo se prepara para la acción y enfrentar estas situaciones. El cerebro se activa y trata de encontrar solución al problema que se presenta, por ello en estos momentos no se puede parar de darle vueltas a la cabeza. Los pensamientos no cesan y se dificulta el descanso.

Síntomas que anteriormente observamos en población adulta, como ansiedad, perdida de sueño, caída del cabello, problemas gastrointestinales, dolores musculares, baja atención, irritabilidad incluso erupciones cutáneas como la dermatitis nerviosa, se vuelven el reflejo de la incertidumbre, pérdida de control y falta de estabilidad, que ahora vemos en poblaciones infantiles. Y como padres nos inquietan y preocupan.

Si bien la ansiedad no es mala, ya que nos ayuda a protegernos y escapar de un peligro, el problema surge cuando se instala en nuestro día a día. En situaciones como la actual pandemia, por mucho que se piense no se puede escapar del Coronavirus. Es el momento de actuar y ayudar a que los más pequeños se calmen. Estos son algunos consejos para este fin:

- Hacer una lista de todo lo que preocupa, es una fórmula para sacar los problemas de la cabeza, y que dejen de ser abstractos y cobren forma.

 - Mantenerse activo y poner la atención en aspectos que sí se pueden controlar, como por ejemplo cumplir con las medidas de prevención para evitar más contagios. 

- Aprender a tolerar lo que no se puede controlar. Ayuda a que tus hijos encuentren los puntos que sí tienen solución por su parte, y a que existen otros que deben dejarse  pasar.

-Cuidarse tanto mental, como físicamente. Hay que recordar que una mente sana parte de un cuerpo sano. La falta de sueño puede ser contraproducente. 

- Si es necesario, buscar ayuda de expertos que enseñen a los hijos a controlar su ansiedad y a paliar la incertidumbre.

×