OpenA
Ecología Regia

Biden, su agenda ambiental y AMLO

Ecología Regia

La victoria electoral de Joe Biden en EUA pondrá de nuevo a la crisis ambiental como uno de los elementos prioritarios de la agenda mundial y el gobierno federal de México –le guste o no– deberá ajustarse a este nuevo escenario.

Para rematar, esta cruzada ambiental tendrá como eje central el cambio climático, un fenómeno que nuestro presidente López Obrador una y otra vez a desdeñado, principalmente por la inevitable asociación que hay entre el calentamiento global, la reducción del uso de combustibles fósiles y el impulso de las energías limpias, un vínculo que nuestra actual política energética completamente ignora. 

Si bien la comunidad de expertos en México y del orbe ya en numerosas ocasiones le han hecho saber al gobierno de López Obrador la inconsistencia de su postura con lo que es la tendencia global y éste se ha resistido de recular, será interesante ver si se atreve a mantener o, en cambio, adapta su postura ante la visión que trae quien será el siguiente presidente de nuestro socio comercial más importante.

De inicio, con la entrada de Biden a la Casa Blanca, podemos anticipar que EUA volverá a ser parte del Acuerdo de Paris, hoy por hoy, el tratado internacional rector en materia de cambio climático y en el cual cada país miembro tiene compromisos, principalmente de reducción de contaminantes de efecto invernadero. 

Durante la administración Trump, por posturas similares a las que hoy tiene López Obrador, los EUA optaron por salir de dicho Acuerdo y retractarse de los compromisos que ya había hecho bajo dicha agenda. Bajo una estrategia distinta, México sencillamente optó por no hacer oficial cómo es que nuestra política energética afectará el cumplimiento de los compromisos que nuestro país tiene bajo este acuerdo. 

Sin embargo, no es difícil predecir que con el impulso que el gobierno federal está dando a la refinación petrolera y a la industria carboeléctrica, dichos compromisos serán incumplidos tal y como ya lo predijeron varios centros de investigación. 

De vuelta a EUA, de la mano de volver al escenario internacional en materia de cambio climático, vale la pena comentar algunas de las acciones internas a las que Biden se comprometió durante su campaña.

Aunque su plan ambiental no adopta muchas de las propuestas del llamado “Green New Deal” propuesto por un ala importante del Partido Demócrata, el plan ambiental de Biden sería el plan más ambicioso que los EUA haya tenido en esta materia. 

Figura el hecho de su compromiso que la producción de energía eléctrica en los EUA sea completamente “carbono-neutral” para 2035 y que el país en sí tenga también cero emisiones de carbono para 2050.

Las acciones que contempla para lograr estas metas van desde grandes esfuerzos para incrementar la capa forestal en EUA para absorber dichas emisiones, pero también de un fuerte plan de inversión para reducir emisiones de construcciones mejorando su eficiencia energética, modernizar los sistemas de transporte público locales y otorgar incentivos para adquirir vehículos eléctricos.

Cabe resaltar que el plan ambiental de Biden no sólo incluye metas claras de reducción de emisiones. El plan señala como estas acciones generarán empleos y con ello muestra cómo es que impulsar un desarrollo sustentable puede ser igual de rentable que el desarrollo bajo las políticas actuales.

Siendo optimista, ojalá que algo de esta visión pueda permear pronto a México a partir de que la administración de EUA entre en funciones.

más del autor
×