Opinión

Carrera por el Imperio|Bloques de economías desarrolladas y emergentes

Opinión

Bloques de economías desarrolladas y emergentes en competencia por hegemonía

Durante las dos semanas anteriores se llevaron a cabo tres reuniones multilaterales de alta relevancia global. 

Los días 23 y 24 de junio, Beijing organizó la 14.ª Cumbre del bloque de los llamados BRICS, donde los mandatarios de Brasil, Rusia, India, China, y Sudáfrica, discutieron el interés por incrementar su cooperación, comercio, seguridad, y desarrollo, e inclusive la expansión de miembros y mecanismos para su apoyo, a través de una banca de desarrollo. 

Posteriormente, del día 26 al 28 se llevó a cabo en Alemania la 48.ª reunión del G7, donde los líderes de EUA, Japón, Canadá, Gran Bretaña, Alemania, Francia, e Italia, dialogaron entre otros temas los retos para mejorar el crecimiento global, limitar la creciente inflación, resolver la escasez de alimentos y productos, incrementar el apoyo a Ucrania, intensificar sanciones contra Rusia, y entre lo más destacable, los planes para implementar inversiones en infraestructura a nivel global a través de un fondo conjunto, que competiría con el programa Belt and Road de China. 

Por último, del 28 al 30 del mismo mes sesionaron en España los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), donde el principal tema fue el conflicto entre Rusia y Ucrania, pero además destacó el avance para integrar como miembros a Finlandia y Suecia, países que apresuraron su solicitud de membresía derivado de dicho conflicto. 

Mi análisis y prospectiva: Destaca que mientras en la cumbre de los BRICS a Rusia se le consideró como una nación con la cual el resto de países miembros muestra interés por consolidar futuros proyectos, en la reunión del G7, por el contrario, uno de los principales temas de discusión y preocupación fue cómo aislar y acotar a Rusia, para evitar que continúe beneficiándose del comercio internacional, y principalmente de su exportación de energéticos. 

Llama la atención también el manejo de India, país que procura posicionarse como neutral y abierto a las oportunidades que los distintos bloques ofrezcan. Vale la pena recordar que aunque forma parte de los BRICS, mantiene cierta reserva con China por los temas de controversia territorial en su región fronteriza. Por otra parte, India se mantiene como miembro del grupo Quad, que junto con EUA, Japón, y Australia, tienen como objetivo mantener comunicación y coordinar acciones enfocadas en la seguridad de la región Indo-Pacífico. Alta probabilidad que China e India continúen adquiriendo los productos (e.g. petróleo y gas) que Rusia ha dejado de exportar a otras naciones que le han impuesto sanciones. 

Además, el grupo de los BRICS buscará expandirse e integrar más países miembros, donde China se asumirá como líder del bloque, mientras, por otra parte, EUA se mantiene como líder del G7. Es decir, ambos bloques competirán en iniciativas económicas, y no se descarta que próximamente los BRICS, o alguna agrupación derivada de dicho bloque, procure conformar un esquema de membresía y cooperación militar similar a la OTAN para economías emergentes y con significativo potencial armamentista. 

De ser el caso, la región Indo-Pacífico se convertiría en una zona de potenciales conflictos por los intereses de ambos bloques.


Etiquetas:
×