OpenA
Opinión

Cambios inmobiliarios en Monterrey debido al agua

Opinión

Cambios inmobiliarios en Monterrey debido al agua

Ya sabemos de sobre manera los que vivimos en la zona metropolitana de Monterrey, de toda la problemática del suministro de agua. Hay zonas que no han sufrido cortes, aunque usted no lo crea, otras zonas que sí se les respeta los horarios de suministro y otras que de plano tienen plazos de cuatro a seis días sin recibir el líquido.

Hay muchos comentarios, teorías, dimes, diretes y reclamos entre esferas políticas, pero la realidad es que hay dos caminos muy duros los que tenemos enfrente. Uno es que no ha llovido lo suficiente en estos dos últimos años y dependemos innegablemente de eso en la zona, y la otra es una desaceleración económica muy fuerte desde la perspectiva constructiva-inmobiliaria, la cual venía a un ritmo super acelerado desde hace tres años.

Aunque al día de hoy no hay reportes actualizados de las grandes empresas inmobiliarias o de empresas que se dedican a las estadísticas en la construcción, la realidad es que se está presentando una fuerte caída en la compra-venta de muebles inmuebles. Hay nerviosismo en las grandes constructoras porque se están cayendo contratos, uno, porque la gente quiere esperar a que se "arregle" un poco la situación y dos, porque el gobierno estatal frenó la conexión de obras a la red municipal por obvios motivos. Aparte se están dando otros fenómenos de manera paralela:

1: Casi la mitad de las torres de departamentos que se están construyendo o terminando de entregar en la zona metropolitana, no tienen cisternas de apoyo, tinacos, sistemas de reciclaje o tratamiento de agua. Esto ha generado que las personas que estaban a punto de invertir, se frenen ante estas situaciones.

2: Las personas que se acababan de mudar a principios de año a estas torres, las están dejando a falta de agua. Sí estaban rentando la cosa está fácil, pero los que compraron están en crisis porque han tenido que salirse de ahí y buscar opciones de irse a vivir con familiares.

3: Las casas habitación de reciente construcción (de ocho a tres años atrás) no tienen ni tinacos ni cisternas. Por lo que han tenido que padecer el encontrar tinacos y hacer malabares para poder instalarlos. 

4: Los dueños de casonas de gran dimensión que se encuentran ya sea en carretera nacional, obispado, zona sur o San Pedro por mencionar algunas zonas, han tenido que abandonarlas porque no es posible mantener las actividades por falta de agua. Actividades que van desde el riego de jardines, lavado de cocheras y de la propia casa, hasta el proveer de agua a los sirvientes y personal de apoyo. 

Esperemos que vengan algunas buenas lluvias en estos meses que ayuden como aspirina a que se sobre pase la contingencia, y, crucemos dedos de que este actual gobierno estatal trabaje fuertemente y no deje obras a mitad del camino. Aquí veremos de qué madera está hecha Nuevo León.

×