OpenA
Herbolaria y salud

Camote silvestre

Herbolaria y salud

Un aliado natural de la mujer.

La Dioscorea villosa, también conocida como ñame mexicano, barbasco, dioscorea o camote silvestre, es una planta que se encuentra de forma abundante en México, este y centro de Estados Unidos, sur de Canadá y en América Central. 

Esta planta ha sido utilizada en México desde las épocas de los Aztecas, como tratamiento analgésico del reumatismo y dolores articulares, y en Centroamérica para el alivio de la dismenorrea y dolores de parto. 

La parte utilizada son las raíces y rizoma, en ellos se encuentran unas saponinas esteroideas, llamada dioscina, que luego de ser ingeridos pierden su molécula sacárido, dejando libre a la saponina (aglicona) diosgenina. En 1943, el químico Russell E. Marker obtuvo progesterona a partir de la diosgenina aislada de la Dioscorea mexicana. 

Desde 1950 hasta fines de los 70 la Dioscorea mexicana constituyó la única fuente de hormonas sexuales para la producción de pastillas anticonceptivas. Sin embargo, debido a que la dioscina ni la diosgenina no se podían patentar, la industria farmacéutica cambió la fórmula química e inició la producción de progestinas (progestágenos), sustancias que, a diferencia de la progesterona natural, pueden causar numerosos efectos secundarios adversos.

En 1993, el Dr. John Lee, en California, establece que una serie de síntomas y condiciones de la mujer se relacionan con la dominancia estrogénica, en otras palabras, un aumento de la relación estrógenos/progesterona. 

Al ingerir Dioscorea, el ácido clorhídrico gástrico convierte la diosgenina a progesterona natural, bioquímicamente idéntica a la progesterona humana. De esta manera disminuye la relación estrógenos/progesterona y con ello muchos de los síntomas y enfermedades relacionadas a la dominancia estrogénica.

La dioscórea se emplea medicinalmente como coadyuvante de osteoporosis, síndrome premenstrual y síntomas de la menopausia como depresión, insomnio, fatiga, irritabilidad, pérdida de libido y bochornos. 

Otros síntomas relacionados a la dominancia estrogénica y que disminuyen con el uso de la dioscórea son la acumulación de grasa, retención hídrica, caída de cabello, cefaleas, sensibilidad y dolor mamario, enfermedad fibroquística mamaria, displasia cervical, miomatosis uterina, hemorragias uterinas disfuncionales y ovarios poliquísticos. 

Uno de los aspectos importantes del Ñame mexicano es su carencia total de efectos adversos, incluso cuando se utiliza por períodos prolongados. Considerando que miles de mujeres han utilizado esta fórmula, es sorprendente la ausencia de reportes sobre molestias gastrointestinales, diarrea o reacciones alérgicas. 

La toxicidad debida a sobredosis de Ñame mexicano es prácticamente desconocida. La presión arterial, parámetros hemáticos o hepáticos no se modifican con su uso.

×