OpenA
Protágoras

Cárcel o libertad: ¿Qué sigue para 'El Bronco'?

Protágoras

Cárcel o libertad: ¿Qué sigue para 'El Bronco'?

¿Se queda en el penal o sale libre?... A Protágoras le explican que el futuro de Jaime Rodríguez Calderón, alias "El Bronco", descansa en manos de la justicia... pero también de la política.

Y es que lo que ocurra en las próximas 24 horas será clave para determinar si "El Bronco" sale libre, o si se queda bajo proceso tras las rejas... Ahí le va por qué:

Lo primero que hay que saber es que la detención se dio por un tema de "formas" más que de "fondo": el exgobernador incumplió dos veces con presentarse a comparecer en diligencias por el tema de las "Broncofirmas", y además registró un domicilio donde no lo encontraban.

Fue a raíz de eso que tuvieron que detenerlo, para obligarlo a comparecer. Entonces un juez puede decidir que si ya compareció, ya se puede ir. Pero otro podría iniciarle proceso por esas faltas y por los delitos electorales señalados en el expediente...

Así que muuucho tendrá que ver la decisión que tome el presidente del Tribunal Superior de Justicia, el magistrado Arturo Salinas, a la hora de designar al juez de control para atender el caso de Jaime Heliodoro “N”...

¿Qué diferencia hace quién sea el juez?... Pues mucha estimado lector, y aquí es donde entra la política: diiiicen que hay magistrados que “se la deben al PAN", pero otros “se la deben al PRI”... Otros más, inclusive, podrían tener más tendencia hacia lo “naranja”...

Y si bien la justicia es –o debe ser– ciega, y por supuesto que aquí pesará enormemente la cantidad y la calidad de las pruebas integradas en el expediente contra el exgobernador, también es posible que entre en juego el elemento político, ante lo cual PAN, PRI o MC podrían ser parte de la negociación que determine el rumbo de las cosas...

¿Para dónde se inclina el PAN?... Acuérdese que el PAN estuvo, al final del sexenio, muy cerquita del "Bronco": para nadie fue un secreto que Rodríguez apoyó la candidatura de Larrazábal... Por su parte el PRI tampoco es un “enemigo natural” del exgobernador: hubo encontronazos pero supieron entenderse...

Dicho esto, también es cierto que ni PAN ni PRI van a querer hacer ver mal a Samuel García, por lo que soltar al "Bronco" pudiera no hacerle bien a nadie... Meter al “Bronco” al bote es UNA GRAN MEDALLA PARA SAMUEL... Así que pudiera ser este elemento de presión mediática el que ayude a que se haga justicia, porque, ¿a poco sinceramente creemos que “El Bronco” es inocente? ¿Usted lo cree, estimado lector?... ¡Ayyy!

***

En esta misma celda, perdón, canal, fue muy simbólico ayer que el único diputado federal que defendió a Jaime Rodríguez Calderón haya sido justamente Rubén Moreira, señalado de ser el “capo di tutti capi” del “Clan Coahuila”, ese grupo que extrajo recursos públicos de forma ilícita en la pasada administración “independiente”…

Moreira, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, tras conocer la noticia del "embotellamiento" del “Bronco”, dijo que CONFÍA que éste aclare el asunto del que se le acusa, y que espera que el arresto no tenga detrás “tintes políticos”…

***

Parece haber cierta desinformación en torno a la propuesta del aumento de las tarifas de camiones…

Evidentemente alzar tarifas es un golpe al bolsillo de muchos, pero lo que algunos medios no han sabido difundir bien es que: uno, quien pague con la tarjeta de prepago de transporte va a seguir pagando LAS MISMAS tarifas, o sea, no tendrán ningún incremento...

Y todavía más importante, va a haber un abono quincenal que permitirá el uso ilimitado de los camiones, o sea, quien traiga el abono va a poder tomar todos los camiones que quiera por el mismo precio… ¡eso nunca había existido en NL!

También, las nuevas rutas reestructuradas tendrán la misma tarifa que las moradas (Express) y sólo pagará el aumento quien quiera pagarlo; es decir, todo aquel que pague en efectivo… 

Ah, y para rematar, las rutas suburbanas o periféricas bajarán su tarifa a 18 pesos… sale la precisión, para que todos lo sepan.

¡¡Yássas!!


×