OpenA
Siete Puntos

Centrípeto y centrífugo

Siete Puntos

Centrípeto y centrífugo

1. Dice la física que la fuerza centrípeta es aquella que actúa hacia adentro de un objeto en movimiento. La centrífuga, por el contrario, hacia afuera. Más allá de disquisiciones técnicas, tales conceptos se pueden aplicar a las personas. Así, simplificando, la primera sería el impulso interior que surge de alguien. La segunda los factores externos que le influyen y condicionan su actividad. Ahora que llegamos a la mitad del proyecto llamado 4T, creo que estos símiles pueden aplicarse a la gestión gubernamental de nuestro país.

2. Y es que con motivo del tercer informe oficial de gobierno, expresado ayer, los analistas elencaron los logros y fracasos de estos primeros tres años. Como aciertos se señalan el haber roto la inercia que llevaba el país y que había generado tanta desigualdad e inconformidad; el detener la pauperización del salario mínimo para recuperar, al menos un poco, el poder adquisitivo; y se ha vuelto más eficaz el cobro de impuestos. El peso se ha mantenido estable y la inflación no se ha disparado como en otras épocas.

3. Pero también hay estropicios. La política energética, la atención al medio ambiente y la falta de respeto a los derechos humanos son, al menos, desaciertos. Pero en donde podemos hablar de evidentes fracasos, hay dos temas: seguridad y salud. No obstante el ingente gasto en policías y militares, la violencia sigue creciendo y será mucho mayor que en las administraciones anteriores. En lo concerniente a la salud el panorama es más sombrío. Con o sin pandemia, el mexicano promedio vive sin acceso a la salud pública

4. Pero ni los opositores de AMLO ni sus simpatizantes estarán de acuerdo con este análisis. Los primeros no encuentran una sola conquista; los segundos niegan cualquier tropiezo. Yo creo que las dos fuerzas comentadas al inicio han acompañado al protagonista de Las Mañaneras. Una que lo impulsa desde lo más íntimo de su ser a la rijosidad, surgida, concedamos, de una buena intención, y otra que lo oprime desde fuera, y que se expresa en la frase atribuida a Porfirio Díaz: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de EUA”.

5. El Presidente, aceptando su deseo de combatir la corrupción y de ayudar a los más pobres, batalla con su fuerza centrípeta. La polarización que él ha ayudado a exacerbar, las constantes referencias ominosas a quienes osen contrariarlo, su constante referencia a tener otros datos que nunca se comprueban, su insensibilidad hacia causas tan delicadas como feminicidios y niños con cáncer, etc., han hecho que esas buenas intenciones, el fondo, se pierdan por un hostigamiento permanente, la forma, que acaba por desvirtuar las mejores intenciones.

6. Pero hay otra fuerza, la centrífuga que desde el exterior le afecta para sacar no lo mejor de sí mismo, sino una suerte de sumisión ante el poderío de EUA, que dista mucho de la imagen belicosa y luchadora que lo ha acompañado durante toda su vida. Plegarse a las políticas antimigrantes de Washington, por miedo o por pragmatismo político, ha convertido al sureste mexicano en una Migra4T. Es vergonzoso la manera en que se está atendiendo el problema allá, y que contrasta con la honrosa actuación ante refugiados afganos.

7. Cierre ciclónico. Para quienes se siguen oponiendo a las vacunas, conviene revisar el dato que dio el secretario de salud. El 97% de los hospitalizados en Nuevo León no ha sido vacunado. Si ese porcentaje se debiera a deficiencias atribuidas al proceso mismo de vacunación, estaríamos ante un problema que deberíamos criticar. Pero el número mayor obedece a personas que, por diferentes motivos, no han querido vacunarse. Siempre será respetable esa decisión, que ojalá considere el costo económico que conlleva una hospitalización.

papacomeister@gmail.com

×