OpenA
Fortaleza ciudadana

¿Confiamos en el TSJ de N.L.?

Fortaleza ciudadana

¿Confiamos en el TSJ de N.L.?

¿Cómo confiar y obedecer a quien ordena el cumplimiento de la ley mediante una sentencia, si para llegar al cargo infringe la ley?

Gran polémica y malestar general en la sociedad y en la comunidad jurídica, colegios de abogados,  ha causado el comportamiento del Congreso de la Legislatura LXXV al haber realizado los nombramientos de cuatro nuevos magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del Estado de NL sin respetar los efectos de una suspensión definitiva dentro del juicio cuyo expediente es 560/2019.

ANTECEDENTE

Por una violación a una suspensión definitiva de amparo está concedida en el juicio de amparo indirecto 560/2019, este amparo no ha causado estado y la suspensión definitiva está vigente hasta este momento; se encuentra en el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa, por lo que se deberá reponer por lo menos ese procedimiento, independientemente de las sanciones penales que indica nuestra Ley de Amparo.

Por otra parte, está el amparo indirecto 178/2021 por violaciones graves al proceso legislativo que también se encuentra sub júdice en el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa.

SANCIONES

El artículo 209 de la Ley de Amparo habla del incumplimiento de una suspensión y nos remite al 262 fracción tercera que dice que a quien desobedezca un auto de suspensión debidamente notificado se impondría de 3 a 9 años de prisión independientemente de cualquier otro delito en que se incurra e inhabilitación de 3 a 9 años para desempeñar otro cargo. También habla de multas.

Al no haber respetado y cumplido con la Ley de Amparo, el Congreso que ya perdió la “H”  de Honorabilidad, decretó la designación de cuatro nuevos magistrados en diciembre de 2020. Debo decir que no importa quien sea, José Arturo Salinas Garza, Hugo Alejandro Campos Cantú, Alan Pabel Obando Salas y Juan José Tamez Galarza, aunque los conozco y me llevo muy bien con algunos de ellos, el tema es de legalidad y de respeto a los valores que queremos para nuestra sociedad. El tema no es cómo se llaman, qué club de futbol prefieren, ni sus partidos políticos, ni gustos religiosos o preferencias sociales.

El día 2 de agosto se llevó a cabo la elección del nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia y Consejo de la Judicatura, donde el pleno, al que pertenece el magistrado Angel Mario García Guerra, quien también fue víctima, sí, de ese congreso donde no quisieron refrendarlo al magistrado hasta en tanto no se le concedió el amparo, recordemos que se incurrió varias veces el desacato, por eso llama mucho la atención que en el pleno por unanimidad todos quisieron que fuera Jose Arturo “La Manzanita” Salinas Garza, lo que nos permite pensar en varias posibilidades de que este pleno de magistrados son tan unidos que todos piensan igual, que resuelven en favor de la unidad y la imagen del TSJ aun cuando saben que existe un vicio y que dentro de las facultades del los juzgadores federales está volver las cosas al estado anterior a la violación a la suspensión y que pasaría entonces, tendrían que volver a designar a los cuatro magistrados y lo que actuaron en estos meses pudiera ser nulo, además descabezarían al Poder Judicial estatal. O que hay alguien fuera del Poder Judicial tan poderoso para lograr la disciplina o sometimiento de todos los señores magistrados que les convence, por no decir ordena lo que deben de hacer. Es increíble que todos piensen igual y coincidan en dar el cargo al nuevo, al  que no tiene experiencia, ni carrera judicial, ni todas las otras cosas que están saliendo en torno a su designación, del que no se sabe aún si lo dejaran seguir siendo magistrado, la otra parte importante es que esos grupos de poder que están detrás del Poder Judicial, también lo hacen detrás del legislativo y mandan mensaje al otro poder diciendo claramente que ellos tienen dos de los tres poderes.

La verdad no veo que los señores jueces y magistrados federales tengan los arrojos para hacer cumplir la ley, es más, permiten que se burlen de su investidura, pero lo más grave es que generan esa impunidad de la que nos venimos quejando. Voy a recomendar a unos amigos avicultores de allende para que surtan de producto al Poder Judicial Federal destacamentado en NL para que provean sus productos y los funcionarios judiciales los incluyan en su alimentación para que no falten, así se hagan respetar y cumplir con las leyes.

Parte de lo más absurdo es que en la casa donde se fabrican las leyes que son de observancia general, las conozcas o no, tienes que cumplirlas, sea precisamente donde la ley la pasen por salva sea la parte y realicen procedimientos que antes ya narramos. Me va encantar ver este choque de autoridades federales contra estatales, pero sobre todo cuando se imponga la verdad legal, sin que medie ninguna consideración política o social. La ley es la ley.

El 25 de agosto se presentó una denuncia de hechos en la Fiscalía General de la República, donde se menciona fuerte y claro que quienes incurrieron en las conductas presuntamente delictivas son los integrantes del Congreso y otras autoridades que han violado la ley de amparo, veremos de qué está hecha la autoridad federal.

Cuando encontramos alguna persona que no cumple con la ley o la infringe coloquialmente se le dice bandido, puede ser que ni leer sepa; sin embargo, tiene la obligación como todos de cumplir la norma, así que a quienes sí conocen la ley como son los diputados y los jueces incurren en un cinismo jurídico extremo. Usted tiene la mejor opinión de cómo se les debe llamar.

luisgerardotrevinogarcia@gmail.com

Twiter @luisgfortaleza

Instagram @fortalezaciudadana 

Fb. Fortaleza Ciudadana compromiso por la seguridad

Fb. Luis Gerardo Treviño Garcia

×